Antes que el estadounidense Neil Armstrong y antes incluso que el ruso Yuri Gagarin; el primero en viajar a la Luna fue el chileno Condorito.

Eso pasó en la ficción, en la portada n° 4 de 1958, cuando su creador René Ríos Boettiger, conocido como Pepo, transformó al plumífero en héroe del cosmos. No fue la única vez que Condorito se tomaba el protagonismo de la contingencia mundial y esa fue una de sus virtudes.

“No era político, pero siempre leía la actualidad. En los 60 revisitó a los Beatles y se vistió de hippie en los 70. Fue su mejor época, con experimentación gráfica y yendo más allá del chiste, para mostrar más aventuras”, dice Claudio Aguilera, jefe de Archivo y Estampas de la Biblioteca Nacional, donde el jueves se abre Las vidas de Condorito, muestra que ahonda en sus orígenes, hasta la muerte de Pepo en 2000, a través de dibujos y revistas originales.

Eso sí, la celebración oficial de los 70 años será hoy a las 12.30 horas en la escultura de Condorito que en 2006 inauguró el Parque del Cómic de San Miguel, el que acaba de ser restaurado por el municipio y su escultor Sammy Salvo, autor de las otras estatuas, entre ellas Ogú y Mampato y Pepe Antártico.