‘Venezuela no cumple requisitos para estar en el Mercosur’: Macri

A nueve meses de llegar al poder, el presidente argentino, Mauricio Macri, enfrenta todas las dificultades que encarna la transición entre dos gobiernos de ideologías diametralmente opuestas. (Lea también: Permanencia de Venezuela en el Mercosur pende de un hilo)

La contención de la inflación y la lucha contra la pobreza son sus principales banderas, pero también muestra preocupación por lo que pasa políticamente en la región, donde gradualmente se está dando un giro hacia el centro y la derecha.

¿Gobernar Argentina está siendo más duro y más difícil de lo que imaginaba?

Me siento cómodo, comprometido. Amo mi país, me apasiona su gente, por eso me he comprometido a liderarlos hacia el crecimiento que todos necesitamos y en el cual creemos.

Sin duda, el punto de partida fue muy malo porque la crisis económica que dejó el gobierno anterior (el de Cristina Fernández de Kirchner, 2007-2015), invadida de corrupción y mentira, no fue el mejor, pero por suerte estamos los argentinos, que tenemos la capacidad de recuperarnos y que estamos apasionadamente comprometidos en lograrlo.

Prometieron controlar la inflación, pero sigue por las nubes…

En ninguna parte del mundo las cosas se hacen de un día para otro ni de un año para otro, ni siquiera en una presidencia. Cuando dijimos que un eje nuestro fundamental en Argentina es la “pobreza cero”, es un camino que por suerte ya hemos comenzado a recorrer. Si uno revisa estos nueve meses, cada día estamos mejor.

Por ejemplo, con la inflación nadie creía, al igual que nadie creía que íbamos a salir del cepo (restricción del comercio de dólares), unificar el tipo de cambio en una semana y cancelar el conflicto con los fondos tenedores de bonos en tres meses.

Dijimos: vamos a bajar la inflación en el segundo semestre, y esta, que estaba en el 40 por ciento, ahora ya está a tasas que proyectan menos del 20.

Entre sus opositores aseguran que su gobierno es de ricos y no entienden a los pobres. ¿Qué dice ante eso?

Siento que he cumplido una de las promesas que les hice a los argentinos: armar el mejor equipo de los últimos 50 años. Formado por gente que me venía acompañando en estos diez años que llevo en política, en la gestión de Buenos Aires (como alcalde), a nivel nacional, con mucha gente que nunca había hecho política y que viene de su actividad privada. Creo que hemos puesto otro horizonte, otra vocación y, sobre todo, un nivel de transparencia que era fundamental, que Argentina estaba necesitando en la gestión pública. (Además: Mercosur le da una prórroga a Venezuela para su adhesión)

Habiendo tenido que tomar decisiones muy duras, las hemos hecho siempre pensando en aquellos que son más vulnerables, los que primero sufren cuando el desengaño llega frente las propuestas no realistas, o populistas.

¿Cómo ve la situación política de Venezuela? ¿Cree que un régimen como ese puede formar parte del Mercosur? ¿La oposición está haciendo todo lo que debería o debería ser más dura?

Lo veo mal. Todo lo que está sucediendo en Venezuela lo veo mal. Me preocupa, me desespera porque cada día está peor, cada día más gente sufre las consecuencias, cada día vale menos la vida de la gente, cada vez se violan más los derechos humanos, y claramente América Latina no puede darle la espalda a lo que está sucediendo. No podemos convivir con lo que está sucediendo. Esa es mi posición. La he expresado y la sostengo. Venezuela no ha cumplido los requisitos ni cumple con lo que creo que debe hacer para ser parte del Mercosur.

¿Por qué son ustedes el Gobierno que más apoya en el área al presidente brasileño, Michel Temer, también muy criticado en los últimos días?

Brasil es el socio estratégico de la Argentina. Somos muy respetuosos de sus procesos institucionales, y en ese camino trabajamos con el que el pueblo brasileño decida. Si estaba Dilma (Rousseff), trabajábamos con ella. Si ahora está Temer, trabajamos con él, porque si le va bien a Brasil, le va bien a Argentina y viceversa.

Se dice que hay tensión entre el papa Francisco y usted. Él le dedicó en su última audiencia 22 minutos; sin embargo, a Hebe de Bonafini (titular de las Madres de la Plaza de Mayo) le dio dos horas.

Con el Papa nos conocemos hace mucho tiempo. Él fue obispo de Buenos Aires, yo era el alcalde. Así que sé de la buena relación que tengo con él.

Nunca un no peronista terminó su mandato en Argentina, ¿por qué su caso va a ser diferente?

Porque estoy acá por decisión de la gente. Los argentinos decidieron un cambio, el cambio vino de abajo hacia arriba, no de arriba hacia abajo. Este cambio tiene que ver con hacer política de otra manera, y el peronismo tiene que hacer una profunda autocrítica porque han gobernado casi en forma continuada durante décadas y lo que tenemos hoy en Argentina es más pobreza, más exclusión, más injusticia.

¿Cuál es su opinión sobre los movimientos populistas?

Soy crítico de esos movimientos porque ya los hemos visto en Argentina. Los que han gobernado. Destruyen futuro porque gastan los ahorros, las infraestructuras, para crear un ambiente de prosperidad en el corto plazo, y creo que eso no es bueno para nadie.

Maduro se apoya en Noal

Porlamar (Venezuela, Efe). El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ante el aislamiento internacional y el reciente fracaso en el Mercosur, buscará apoyo en los países pertenecientes al movimiento de los No Alineados (Noal), que desarrollarán su cumbre en Porlamar (Isla Margarita).

En este evento, Maduro recibirá de su homólogo iraní, Hasan Rohani, la presidencia por tres años de este movimiento que reúne a 120 países, creado hace más de medio siglo durante la Guerra Fría.

La reunión está marcada por la fuerte polarización del país, donde la oposición urge que tenga lugar este año un referendo revocatorio, en tanto el Gobierno la acusa de planear un golpe de Estado.

“Voy a aprovechar la presidencia del movimiento para seguir denunciando a esta derecha proimperialista”, dijo Maduro.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *