Venezuela: Misa de Semana Santa acaba en riña, suman 4 fallecidos

Con empujones, gritos y consignas de chavistas y opositores culminó este miércoles la misa que abre una de las mayores tradiciones de la Semana Santa en Caracas, la procesión del Nazareno de San Pablo.

“¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”, gritó una multitud en la Basílica de Santa Teresa, en el centro de Caracas, cuando el cardenal Jorge Urosa, quien ofició la ceremonia que congregó a centenares de personas, dio por culminado el acto.

Segundos después empezaron los enfrentamientos dentro del templo, que obligaron a policías a ingresar para calmar la situación. Varios feligreses ajenos a la refriega corrían aterrados.

El dirigente opositor Antonio Ecarri, presente en la misa, denunció que “el cardenal fue golpeado” al salir de la iglesia. El prelado abandonó el lugar escoltado por agentes policiales.

Este mismo miércoles, en una rueda de prensa el cardenal venezolano exigió al gobierno de Nicolás Maduro desactivar a grupos civiles armados que según dijo le sirven de apoyo, al denunciar una “represión desmedida” contra protestas opositoras que deja tres muertos.

Los incidentes se produjeron en momentos de alta tensión por las manifestaciones que la oposición inició en todo el país el pasado 1 de abril y que han derivado en fuertes disturbios, con un saldo oficial de al menos dos muertos, decenas de heridos y más de un centenar de arrestos.

Un menor de 13 años y un hombre de 36 murieron la noche del martes durante protestas en la ciudad venezolana de Barquisimeto (oeste), informó la Fiscalía este miércoles. El adolescente, cuya identidad no fue revelada, y Miguel Colmenares fallecieron en hechos separados en los que además resultó herido un hombre de 32 años, lo que sube a cuatro la lista de fallecidos de las protestas recientes.

Llamado a la paz

En una rueda de prensa más temprano, Urosa había llamado a “no politizar” los actos religiosos de Semana Santa, luego de que dirigentes opositores llamaran a acudir a la procesión con la bandera venezolana.

“No debemos politizar en absoluto la procesión del Nazareno”, había dicho el jerarca.

Urosa cerró la misa con una oración “para que los venezolanos, como hermanos, podamos resolver nuestros conflictos de manera pacífica y democrática”.

El Nazareno de San Pablo es una imagen tallada en madera que data del siglo XVII y que cada Miércoles Santo es llevado en procesión en el centro de la capital hacia la Basílica de Santa Teresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.