Una sanción aleja aún más a ‘correístas’ y ‘morenistas’


 La Comisión de Ética de PAIS suspendió seis meses a Gabriela Rivadeneira como secretaria ejecutiva.

Varios  fueron suspendidos luego de su intentona de destituir a Moreno en PAIS.
En el bloque oficialista de la Asamblea se agudizan las diferencias entre ‘morenistas’ y ‘correístas’. El conflicto más reciente es la suspensión por seis meses de nueve integrantes de la directiva nacional por haber impulsado la intentona de destituir a Lenín Moreno como presidente del movimiento, decisión invalidada por un tribunal penal.

La sanción impuesta por la Comisión de Ética, coordinada por Mary Verduga, afecta a, entre otros, Gabriela Rivadeneira, Doris Soliz, Juan Lloret y Lira Villalva, todos identificados con el ‘correísmo verdeflex’.

Rivadeneira reaccionó enseguida y aseguró que no acatará la sanción y que Verduga fue destituida el 31 de octubre al no haber sesionado durante cinco meses. Sugirió que hay una nueva comisión, con dos integrantes que se incorporaron recientemente, que deberá nombrar coordinador.

Al no reconocer a Verduga, Rivadeneira juró que se mantendrá en funciones como secretaria ejecutiva y que no presentará pruebas de descargo.

Criterio que es respaldado por su compañero de bancada Esteban Melo. “¿Quién sanciona? Mary Verduga fue destituida hace un mes y no puede tomar esa decisión arbitraria”, respondió. Pero desconoce si hay nuevos integrantes, como afirmó Rivadeneira.

El ala ‘morenista’

74 asambleístas fueron electos por Alianza PAIS.

44 al menos, son reconocidos en el ‘ala morenista’En el otro lado están los que apoyan al presidente Moreno y dan su respaldo a Verduga y a la decisión tomada por la Comisión. Marcia Arregui asegura que en ningún momento se les ha notificado que se había cambiado la integración de la Comisión o que se haya separado a la coordinadora. Por lo que considera que Rivadeneira y los otros sancionados tienen que aceptar la resolución. “No acatar la decisión sería un error”.

Lenin Plaza cree que el error fue que un grupo de dirigentes haya pretendido separar a Moreno, lo que obligó a actuar a la Comisión de Ética, que tiene un reconocimiento legítimo, dice, al haber sido nombrada en la convención nacional y  que su decisión debe ser acatada.

Mientras que Esteban Albornoz agrega que hay una institucionalidad interna que debe ser respetada, incluida la Comisión y a su coordinadora. “Tampoco le reconocen al presidente legítimo de Alianza PAIS, que es Lenín Moreno”,  argumentó. (HCR)

Tensión en aumento
°  Gabriela Rivadeneira asegura que más que una división entre ‘correístas’ y ‘morenistas’, el tema de fondo es de principios. La expresidenta de la Asamblea, del ala ‘correísta’, asegura que su grupo se ha mantenido fiel a los lineamientos de la autodenominada revolución ciudadana, mientras que “otros, de manera acomodaticia, están buscando su mejor lugar dentro de esta historia”.

La respuesta llegó de la boca de Marcia Arregui: “Yo respeto su criterio, su posición. Nosotros somos incapaces de ofender”. Y le pidió que aceptara que hay un nuevo presidente, Lenín Moreno, que Rafael Correa terminó su periodo y que ahora debe dedicarse a descansar.

Prensa Informa