Secretario de Seguridad de EE.UU. asegura que no habrá deportaciones masivas

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos John F. Kelly se reunió este miércoles con el presidente de Guatemala Jimmy Morales y le aseguró que no habrá deportaciones masivas, dijo el canciller del país centroamericano.

En una declaración conjunta con Kelly el canciller Carlos Raúl Morales destacó “un tema muy importante que desafortunadamente se ha interpretado de formas distintas: él (Kelly) nos ha expresado que no van a existir deportaciones masivas. Nos ha expresado que el interés del gobierno de los Estados Unidos es focalizarse en aquellos migrantes que tengan un récord criminal”.

Según datos oficiales, de los dos millones de guatemaltecos que viven en Estados Unidos -en su mayoría en California, Nueva York, Texas y Florida- unos 4.500 tienen antecedentes criminales.

Kelly le indicó al presidente Morales que se respetarán los derechos humanos de los guatemaltecos que sean deportados.

A su vez, el mandatario centroamericano le informó al secretario de Seguridad Nacional que de 10 migrantes guatemaltecos 8,5 dejan el país por motivos económicos. “Por eso se vuelve un imperativo crear condiciones económicas en Guatemala que les permitan quedarse en casa”, dijo el canciller.

La reunión de Kelly con Morales fue privada y por órdenes del servicio secreto estadounidense ningún periodista pudo ingresar al Palacio Nacional.

En la declaración con el canciller Kelly envió un mensaje a la población que planea migrar a su país. “Los coyotes son unos mentirosos, no les importa la vida humana, son depredadores que lo único que les interesa es tomar su dinero. No les importa su vida ni la vida de sus hijos”, sostuvo.

La reunión con el mandatario guatemalteco se produjo un día después de que se anunciara una redefinición radical de las prioridades en la aplicación de las leyes migratorias estadounidenses.

Los nuevos parámetros incluyen la deportación de personas que fueron arrestadas por faltas menores como violaciones de tránsito y de cualquier inmigrante que vive en el país de manera ilegal y está acusado de cualquier delito incluso sin haber siquiera pasado de ser sospechoso.

El 95% de los guatemaltecos residentes en Estados Unidos envía remesas que ascienden a unos 7.273 millones de dólares anuales.

El jueves Kelly junto a Rex Tillerson, secretario de Estado estadounidense, se reunirán en México con autoridades de ese país para tratar los mismos temas en medio de una tensa relación entre ambos gobiernos luego de que el presidente Donald Trump iniciara su gestión con una agresiva política anti-inmigrante y la intención de construir un muro entre los dos países.

AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.