Se incrementa a 159 las víctimas por terremoto en Italia

La cifra de muertos por el sismo que sacudió la madrugada de este 23 de agosto al centro de Italia subió a 159, pero el número total de personas muertas o desaparecidas es incierto debido a la presencia de miles de vacacionistas en el área durante los últimos días del verano, informó la Agencia de protección civil de Italia

Las poblaciones más afectadas fueron las pequeñas aldeas de Amatrice y Accumoli cerca de Rieti, ubicadas aproximadamente a 96 kilómetros (60 millas) al noreste de Roma, y Pescara del Tronto, que se encuentra 25 km (15 millas) más al este.

“El poblado ya no existe”, dijo Sergio Perozzi, alcalde de Amatrice, la localidad más dañada. “Creo que la cifra de víctimas va a aumentar”.

El terremoto, que se sintió en Roma y Venecia, despertó a la población a las 03:30 local (20:30 de martes en Ecuador). El epicentro fue localizado cerca de Norcia, una ciudad de la región de Umbría, a unos 150 km de Roma, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS).

Los heridos más graves están siendo evacuados a la capital de la provincia, Rieti, así como a hospitales de Roma y Florencia en helicópteros.

Las autoridades nacionales, decidieron movilizar al Ejército para las labores de rescate, que resultan particularmente complicadas debido a que se trata de pequeñas localidades en medio de las montañas que quedaron casi destruidas.

El jefe de la Protección Civil, Fabrizio Curcio, confirmó que “muchos edificios quedaron destruidos” en muchas localidades y que se teme por la vida de sus habitantes

Las imágenes que transmite la televisión resultan dramáticas, con montañas de piedra, derrumbes, edificios agrietados y casas reventadas por el movimiento telúrico.

Según la agencia italiana de noticias AGI al menos cien personas están desaparecidas bajo los escombros.

Los operadores de socorro, piden continuamente silencio para poder escuchar los lamentos, gritos y señales de manera de escarbar y hurgar para intentar salvarlos.

Las agujas del reloj del antiguo campanario de su pueblo, uno de los pocos monumentos que sobrevivió, marca aún las 3H30, la hora del fatídico sismo.

El papa Francisco interrumpió su tradicional audiencia de los miércoles para manifestar su dolor y cercanía por las víctimas y reconoció que quedó “perturbado” por la noticia.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *