Sargento de Policía desaparecido habría fallecido de manera accidental

La muerte del sargento primero Héctor J. se habría producido de manera accidental, según el resultado preliminar de las investigaciones realizadas por los agentes de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased).

Diego Fuentes, viceministro de Seguridad Interna, dio más detalles respecto a la desaparición y posterior hallazgo del cuerpo sin vida del servidor policial, en una rueda de prensa realizada este martes 25 de octubre del 2016, en las instalaciones del laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses de Quito.

El sargento desapareció el pasado 7 de octubre y la última vez que lo vieron fue en el sector de Santa Rita, sur de la capital. Desde ese día, sus familiares denunciaron su desaparición y se inició una búsqueda por los alrededores de los últimos lugares donde vieron con vida al sargento.

Fuentes informó que Jácome salió de su trabajo en la Unidad de Policía Turística, ubicada en el sector de La Mariscal y se habría dirigido hacia un bar en la misma zona, en compañía de otro miembro policial. Según las cámaras de vigilancia, se observó que el sargento realizó un retiro de una pequeña cantidad de dinero y se dirigió hacia Quitumbe.

Allí habría ingresado a otro bar en donde permaneció algunas horas, hasta que salió del mismo a pie, con rumbo desconocido. Este lunes 24 de octubre, moradores del barrio Las Cuadras alertaron al ECU 911 de la presencia de un cuerpo sin vida en la quebrada de la zona y de inmediato los agentes de la Dinased, junto con personal de Criminalística y un equipo de Identidad Humana se trasladaron al lugar.

A través de un examen dactoloscópico de la mano izquierda del cuerpo se tomaron muestras, las mismas que fueron comparadas en el Sistema Integrado Informático de la Policía Nacional (Siipne). Las mismas coincidieron con las huellas del uniformado.

Fuentes dijo que luego de los protocolos de autopsia se determinó que la muerte del servidor policial no se produjo por violencia criminal. No hay rastros de la utilización de arma de fuego o arma blanca, menos aún por estrangulamiento, sino de manera accidental por ahogamiento. “El cuerpo presenta un golpe en la parte frontal de su cabeza, propio de una caída o por el arrastre por el caudal del fondo de la quebrada”.

Al finalizar, el viceministro indicó que en las próximas horas se realizarán exámenes toxicológicos y dentales para reconfirmar la identidad del sargento. Además, en nombre del Ministerio del Interior y la Policía Nacional, Fuentes expresó su solidaridad con la familia del policía fallecido.

Vía: Ministerio del Interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.