Santo Domingo: Una joven muere envenenada

Todo intento para salvar la vida de Jaritza C., de 13 años, fue en vano. La adolescente falleció tras haber ingerido una sustancia tóxica que había en un frasco.

La tragedia ocurrió en la cooperativa 20 de Febrero, de la parroquia Venus del Río Quevedo, más conocida como ‘La 20’, donde residía la menor.

La última vez que la familia la vio con vida fue cuando se dirigió a la casa de una tía, a pocos metros de su vivienda para pedirle prestado un cilindro de gas.

“Después de eso, regresó a su casa, donde jugaba con sus hermanitos gemelos. Después, de un momento a otro, ellos dos llegaron corriendo a la casa de mi hermana para decirle que Jaritza estaba adolorida y quejándose mucho. Mi hermana pensó que estaba fingiendo para no hacer los quehaceres de la casa, pero después los niños regresaron con la misma queja. La insistencia la preocupó y cuando llegó a la casa, mi sobrinita estaba sobre la cama, cianótica, adolorida, casi desmayada”, relató Nelson Cabanilla, tío de la fallecida.

“En ese momento la trasladaron en un carro hasta el hospital, los médicos le hicieron lavados, algo pudieron sacarle de ese líquido que tomó, pero era demasiado tarde”, agregó Cabanilla, quien ayer acudió al centro forense de Santo Domingo para retirar el cadáver de la menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.