Reino Unido inicia construcción de muro para impedir cruce de refugiados

El muro se contruye en la ciudad francesa fronteriza de Calais y lo está costeando el Reino Unido. En Calais no están de acuerdo con el muro que busca impedir que refugiados lleguen a territorio británico.

En la ciudad de Calais, al norte de Francia, ya se está construyendo un muro destinado a impedir el paso de refugiados al puerto que lleva al Reino Unido. Las obras que comenzaron este miércoles, se desarrollan en medio de importantes medidas de seguridad.

La estructura, totalmente financiada por el Reino Unido, tendrá un kilómetro de largo y cuatro metros de alto y deberá cercar buena parte de la carretera que lleva hasta el puerto para impedir que los refugiados, que sobreviven en los campamentos de Calais desde hace meses, “lleguen de forma ilegal a territorio británico”.

Las autoridades sostienen que su objetivo es impedir que los refugiados ejecuten estrategias para montarse de forma clandestina en los camiones que se dirigen a los ferrys que llegan hasta el Reino Unido. Según afirman, durante las noches los refugiados se situaban en los árboles, y mientras escombros puestos en la carretera obligaban a los camiones a detenerse, ellos aprovechaban para esconderse en esos medios de transporte.

La construcción del muro no cuenta con el respaldo de las autoridades locales de la ciudad francesa, pues la consideran una obra innecesaria si el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, cumple con su promesa de desmantelar el campamento de Calais.

Las obras iniciaron un día antes de que el expresidente francés Nicolas Sarkozy visite la ciudad. Sarkozy es uno de los favoritos para llegar a la presidencia en 2017 por el lado de los conservadores.

En lo que va de año, más de 300 mil refugiados y migrantes han cruzado el Mar Mediterráneo para llegar a Europa. Este número es menor que 2015 en el mismo periodo, pero mayor que la cantidad de refugiados que cruzaron para llegar e Europa en todo 2014.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que desde enero de 2015 unos 500 mil niños inmigrantes y refugiados han recurrido a traficantes de personas para conseguir llegar a Europa. La agencia de Naciones Unidas (ONU) sostiene que “empujados por la desesperación y los retrasos en los procesos caen en manos de criminales dispuestos a beneficiarse de su vulnerabilidad”.

Prensa Informa

Fotos Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *