Principal hospital militar de Afganistán en Kabul, bajo ataque del Estado Islámico

“Un kamikaze activó sus explosivos frente al hospital militar. Varios atacantes entraron luego al edificio y siguen allí”, indicó una fuente de seguridad.

El principal hospital militar de Afganistán, con capacidad para 400 pacientes, fue atacado este miércoles por hombres armados que siguen en el interior del edificio, situado en el centro de Kabul.
Al menos dos personas murieron y 12 resultaron heridas, según un primer balance difundido por el ministerio de la Salud.
El grupo Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque en curso contra el principal hospital militar de Afganistán, en Kabul.
“Unos infiltrados del Estado Islámico atacaron el hospital militar de Kabul”, afirmó el grupo en el servicio de mensajería Telegram.
Se ignora por el momento si las víctimas son integrantes de las fuerzas de seguridad, del personal médico o pacientes.
“Un kamikaze activó sus explosivos frente al hospital militar. Varios atacantes entraron luego al edificio y siguen allí”, indicó una fuente de seguridad que solicitó el anonimato.
Los atacantes, con uniforme médico, entraron al hospital disparando a mansalva, contaron testigos.
“Estaba cambiando de sala cuando vi a un hombre vestido de médico que tiraba con un AK-47 (fusil automático) contra los guardias y los pacientes en la tercera planta. Logré escapar, pero un amigo mío resultó herido”, declaró el enfermero Abdul Qadeer.
“El hospital Sardar Daud Khan está siendo atacado. Sabemos que varios asaltantes vestidos con uniformes médicos entraron en él”, informó el portavoz del ministerio de Defensa, el general Daulat Waziri.
“Hemos enviado refuerzos”, agregó el portavoz que dio cuenta de “víctimas”.
Los primeros disparos y una explosión se escucharon hacia las 09H10 locales (04H40 GMT) y 90 minutos después el ataque seguía su curso. Hacia las 10h35 y las 10H45 se escucharon más explosiones.
“Estaba preparando a mis pacientes para una intervención cuando vi a tres hombres armados vestidos como médicos entrar por la puerta trasera”, contó un médico a un canal de televisión. “Me dispararon, pero logré escapar”. “Los atacantes están en el hospital, tratamos de controlar la situación”, agregó.
“Recen por nosotros”, dijo otro médico en un mensaje difundido en su página Facebook.
El hospital atiende tanto a los integrantes de las fuerzas de seguridad como a los insurgentes.
El jefe del gobierno, Abdulá Abdulá, evocó “varias víctimas” sin dar mayores precisiones.
AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *