Por orden de Trump se endurecen los requisitos para la visa a EE. UU.

Como una medida para “aumentar la seguridad del proceso de solicitud de visa”, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que establece que el Departamento de Estado requerirá entrevistas de visa para todos los solicitantes, en todo el mundo.

Hasta ahora, quienes buscaban renovar ese documento, sin cambiar de categoría, podían ser eximidos de la entrevista si se completaba el proceso de solicitud dentro de los 48 meses posteriores al vencimiento.

 Según la embajada estadounidense en Bogotá, la nueva medida puede tener un impacto en el tiempo de espera para programar una cita en el Consulado.
 Por eso recomendó que quienes planeen viajar a los Estados Unidos “comiencen el trámite de solicitud de visa con la mayor anticipación posible”.

En un comunicado, la Embajada de EE. UU. además dejó en claro que, como ha ocurrido siempre, el funcionario consular puede requerir una entrevista personal en cualquier situación en la que la información provista en la solicitud lo indique.

Pero la decisión de todas maneras tiene sus excepciones. Quedan exentos de la entrevista quienes tramiten visas diplomáticas, oficiales de gobiernos y organizaciones internacionales. También los menores de 14 años de edad y los mayores de 79.

Asimismo, estarían eximidos quienes hayan tenido una visa de la misma categoría y que haya expirado hace menos de 12 meses.

Sin embargo, la autoridad estadounidense señaló que todas las solicitudes de visa, incluidas las de quienes son exentos de entrevista, están sujetas “al mismo riguroso chequeo de seguridad”.

De todas maneras, el Departamento de Estado se compromete a facilitar la entrada con fines legítimos de los ciudadanos extranjeros que quieran ingresar a ese país.

Prohíben el ingreso

Esta decisión se produce pocos días después de que, también a través de otra orden ejecutiva, el presidente Trump prohibió la entrada a Estados Unidos de ciudadanos de siete países con mayoría de población musulmana (Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen), una medida que genera preocupación en las universidades estadounidenses.

La prohibición afecta a quienes tienen visa de estudiante, a los estudiantes que provienen de cualquiera de los siete países mencionados y a aquellos que ya han recibido una tarjeta verde para trabajar. En la norma están excluidos los diplomáticos.

El College Factual, un sitio web estadounidense de análisis de educación superior, señaló que, con base en datos del 2015, hay más de 23.000 estudiantes en Estados Unidos que se verían afectados por esta barrera de viaje, la mayoría de ellos provienen de Irán.

Asumimos que pagan la matrícula y los honorarios completos, la habitación, los libros y otras cargas típicas en las 596 universidades a las que asisten”, señala College Factual, que calcula que los estudiantes generan, al año, 700 millones de dólares en ingresos.

“El número de estudiantes internacionales en EE. UU. ha crecido enormemente en los últimos años y miles se verán afectados por esta prohibición de viajar”, añadió este portal.

Las universidades que se verían más afectadas con la prohibición son Texas A&M University, porque se ausentarían 273 estudiantes y perdería más de 8 millones de dólares; University of Southern California, que tendría 252 estudiantes menos y perdería 16 millones de dólares; Northeastern University, con 248 estudiantes afectados y una pérdida de 15 millones; Pennsylvania State University, con 227 afectados y unos 11 millones de dólares que dejaría de recibir.

Vía eltiempo.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *