Por contradicciones, Lenín Moreno dice que vigilará más las cifras del IESS

El presidente Lenín Moreno buscará investigar “con acuciosidad” la situación financiera del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Esto, tras una serie de cifras contradictorias sobre la entidad.

Su intención la reveló en el conversatorio con medios que se realizó la semana pasada.

Es que el presidente de la entidad, Richard Espinosa, anunció el martes pasado que el Seguro Social terminará el año con un superávit de entre $ 500 y $ 800 millones, tomando en cuenta los ingresos y egresos generales. El IESS tiene cinco seguros: Pensiones, Salud, Riesgos del Trabajo, Cesantía y Seguro Campesino. Según Espinosa, en 2017 estos tendrán ingresos por $ 7.500 millones y gastos por $ 6.700 millones.

Pero las cifras no coinciden con el presupuesto 2017 aprobado por el Consejo Directivo del IESS con la Resolución CD 545 de diciembre del 2016.

Para Carmen Corral, exintendenta de Seguridad Social, Espinosa no respeta la independencia de cada seguro. De lo que se conoce, cuatro de los cinco seguros tienen déficit.

En el presupuesto se puede mirar que antes que un superávit existiría un déficit general de $ 2.093 millones. El mayor déficit entre ingresos y gastos lo tiene el seguro de pensiones con $ 1.752 millones.

Para cubrir los gastos, el IESS retira inversiones en el Biess y así se logra cuadrar las cifras.

Para Corral, el más afectado de todos los seguros es el de pensiones, pues no se le está entregando el 40% que se requería para no agrandar el déficit actuarial. “El hueco actuarial obliga al IESS a comerse la reserva”, explicó.

Una nota técnica emitida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de septiembre pasado, indica que los ingresos previstos por cotizaciones del seguro de pensiones representan menos de la mitad de los gastos por concepto de prestaciones. Para solventar los gastos de este Seguro será necesario tomar $ 1.752 millones.

La OIT también dice que la situación de Salud “es realmente preocupante”, y explica que para el año 2017 será necesario, a pesar del incremento en la tasa de cotización, tomar gran parte de su reserva para cubrir los gastos.

Para Corral, lejos de apuntalar al IESS, la administración ha aplicado medidas que le han afectado; por ejemplo el cambio de tasas de aportación, que le entrega más a Salud y menos a Pensiones; hace que el último haya caído por el momento.

Este Diario consultó a IESS sobre las cifras que sustentan el superávit mencionado por Espinosa, pero no respondió.

Prensa Informa