Policías metropolitanos actuarán en control de disposición de basura

El carro recolector de basura había pasado a las 08:30 de ayer por la avenida Ernesto Albán, pero en el parterre central, por el sector de la manzana 4230 de la ciudadela Guangala, había una hilera de fundas de basura, que con el sol empezaban a emanar olores pestilentes.

Un poco más temprano, ese escenario se replicaba en otras ciudadelas del sur como la Coviem. En barrios del suburbio, entre ellos, el Cristo del Consuelo y en sectores regenerados como las calles Chile y General Gómez, donde las fundas de basura estaban al pie de un cesto metálico destinado solo para vasos y papeles.

En estaciones lluviosas como esta, la mala disposición de la basura y el irrespeto a los horarios de recolección es un tema que cobra vigencia.

Desde el Cabildo y los concesionarios Interagua y Puerto Limpio se lo expone como una de las causas de las anegaciones, puesto que los desperdicios obstruyen los sistemas de alcantarillado pluvial.

Ante esa problemática, Xavier Narváez, director de Justicia y Vigilancia, anunció ayer que a los controles existentes se sumará la colaboración de la Policía Metropolitana, puesto que esa es parte de sus obligaciones, de acuerdo con las ordenanzas municipales.

“Vamos nosotros a ratificarles esta obligación que tienen, a comprometerlos y no solamente a ellos, aquí también tiene que ver todo tipo de autoridades”, expresó el funcionario.

Más temprano, en una rueda de prensa convocada por Puerto Limpio, ese había sido uno de los pedidos de su gerente, Samuel Reyes, quien identificó 36 sectores de la urbe que se inundan por la incidencia de una mala disposición de la basura.

Entre ellos, Portete y Gallegos Lara, Gómez Rendón y Babahoyo, Urdesa Central, la av. Las Aguas, la ciudadela Martha de Roldós, las avenidas Francisco de Orellana y Casuarina, la vía a Daule y la Perimetral.

Reyes identificó otros 45 sitios que se anegan sin que necesariamente allí haya una mala disposición de los desechos.

“Está bien que haya controles a los que botan la basura a destiempo, pero que se haga lo mismo con los recolectores, que a veces no pasan a la hora que es”, opinó Mariela Ruiz, habitante de la Guangala.

El Cabildo ha identificado 20 sectores “críticos” donde la mala disposición de los desperdicios es recurrente, por eso dispuso una recolección adicional para evitar que la basura tapone alcantarillas y sumideros.

Gustavo Zúñiga, director municipal de Aseo Cantonal, llamó a la gente a respetar los horarios de recolección.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.