Panamá prohibió a Odebrecht participar en licitaciones tras escándalo de corrupción

El gobierno panameño anunció este martes que la constructora brasileña Odebrecht, acusada de ofrecer sobornos por más de 59 millones de dólares en el país para obtener contratos, no podrá participar en futuras licitaciones en esta nación centroamericana.

De acuerdo a un comunicado leído por el ministro de la Presidencia, Álvaro Alemán, el gobierno de Panamá decidió “adoptar las acciones necesarias a fin de prohibir que al Grupo Odebrecht se le adjudique y refrende ningún contrato dimanante de futuros procesos de licitación pública”.

La prohibición estará vigente hasta que la constructora brasileña demuestre “una colaboración efectiva y eficaz en las investigaciones que adelanta el Ministerio Público (Fiscalía General) y se garantice el pago de las sumas que deberá restituir al Estado” por los perjuicios causados, destacó Alemán.

Sin embargo el funcionario, que leyó el comunicado sin aceptar preguntas de los periodistas, no especificó la cantidad de dinero que debería resarcir esta compañía para poder participar en futuras licitaciones.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos divulgó la semana pasada un informe según el cual Odebrecht pagó sobornos en nueve países latinoamericanos por cientos de millones de dólares para obtener contratos.

En el caso de Panamá, ese documento revela que la constructora brasileña pagó entre 2010 y 2014 más de 59 millones de dólares en sobornos.

Esas comisiones las habría pagado a burócratas e intermediarios, incluyendo un alto funcionario panameño relacionado con obras de infraestructura, a cambio de contratos valorados en más de 175 millones de dólares.

Alemán también anunció que Panamá adoptará “medidas” para que Odebrecht abandone distintos procesos de adjudicación de obras para las que ya había precalificado, como la construcción de la línea 3 del metro capitalino y el cuarto puente sobre el Canal de Panamá.

También cancelará “sin costo al Estado” un contrato de asociación entre Panamá y la constructora brasileña para el desarrollo de una hidroeléctrica.

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *