Organizaciones extranjeras colaboran en operativos

Tras la detención en Colombia de dos ecuatorianos buscados en Estados Unidos por tráfico de drogas, la Policía Antinárcoticos de Ecuador con la colaboración de la DEA (en español agencia del Departamento de Justicia de EE.UU), la Policía Nacional de Colombia, la madrugada del jueves logró la desarticulación de la organización delictiva transnacional dedicada al tráfico internacional de drogas, extorsión, sicariato, lavado de activos y otros delitos.

La agencia AFP explicó días atrás que entre los dos detenidos, uno de ellos de origen manabita, era el líder de una organización criminal que operaba en el Pacífico.

La Dirección Nacional de Antinarcóticos ecuatoriana al operativo del jueves lo denominó Sol Naciente y se ejecutó también en coordinación con la Fiscalía General del Estado, equipos tácticos del Grupo Especial Móvil Antinarcóticos (GEMA), Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), Criminalística y la Unidad de Lavado de Activos.

Según la Policía ecuatoriana, en total esta operación dejó once sospechosos detenidos, entre ellos, los dos que ya fueron deportados desde Colombia.

En Guayaquil la Policía allanó dos viviendas ubicadas en la ciudadela Puerto Azul y Los Ceibos, en el norte. En estas casas, los agentes encontraron cerca de 12 millones de dólares escondidos en caletas construidas en la sala y garaje, presuntamente conseguidos por la comercialización de cocaína, según la Policía.

En el operativo además se incautaron 8 vehículos y tres armas de fuego incautados.

La Policía Nacional local desde el 27 de octubre del año pasado inició una indagación previa en Quito para investigar sobre la existencia de una “organización transnacional mafiosa, sofisticada y tecnificada”, que operaba en las costas de Colombia y Ecuador. El líder de esta organización sería un manabita que contaba con la participación de sus familiares.

Uno de sus familias se encargaba de coordinar las redes de personas que se dedicaban a realizar la producción de droga, en el país vecino. Asimismo la adquisición, acopio, transporte y distribución de cocaína se hacía vía maríima con la ruta Colombia-Ecuador-Centroamérica para luego pasar a México y finalmente a EE.UU..

Entre los 11 detenidos se encuentran un capitán en servicio activo, el resto presentan antecedentes penales por muertes violentas. Justamente, por la disputa de territorio, esta organización efectuaba muertes violentas por ajustes de cuentas en Manabí y Guayas, indicó el Ministerio del Interior.

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *