Manta se queda sin fútbol tras el terremoto

El estadio Jocay no volverá a llenarse del bullicio de los partidos. El terremoto lo dejó herido y aún espera por ayuda.

Javier Macías, presidente de la Liga Deportiva Cantonal de Manta, entidad encargada de administrar el estadio, se mostró escéptico de que el fútbol vuelva al reducto mantense en este año. El problema es que aún no se consiguen fondos para arreglar los daños que dejó al estadio el terremoto del 16 de abril.

“Este año creo que no va a haber fútbol en el estadio Jocay”, dijo Macías, y explicó las razones.

Según un cálculo rápido de la Liga Deportiva Cantonal de Manta, los daños que dejó el terremoto en el estadio bordean el medio millón de dólares.

La FIFA se ha comprometido a ayudar. Hace más de un mes, inspectores del organismo rector del fútbol llegaron a hacer una inspección visual al estadio, pero ahora ellos han pedido a la Federación Ecuatoriana de Fútbol que haga evaluaciones más profundas para saber cuál es la verdadera dimensión del daño del reducto.

Para ello la FIFA solicitó una consultoría que podría ser adjudicada esta semana.

Según Macías, la consultoría consistirá en hacer los planos y diseños de las partes que van a ser reparadas por parte de la FIFA, bajo la responsabilidad de la Ecuatoriana de Fútbol.

Una vez terminado el estudio, la principal entidad del fútbol mundial decidirá el monto que donará.

Macías aclaró que el dinero que el organismo internacional donará será utilizado solamente para la reparación del cerramiento y de la Tribuna, que presenta daños en las luminarias, tejado y en la entrada a los Palcos.

“Calculo que en esa parte (la Tribuna) hay un daño de 300 mil dólares”, dijo Macías, ingeniero civil de profesión.

Para los daños en las otras localidades (Generales y Preferencia), la Liga Deportiva Cantonal de Manta ha enviado oficios para buscar ayuda al Ministerio del Deporte y al Comité de Reconstrucción.

“Estamos buscando que por ese lado nos lleguen los recursos para terminar de arreglar el estadio”, señaló Macías.

TIEMPO. Macías tiene un cálculo “optimista” del tiempo estimado en que se llevará a cabo todo el proceso: la consultoría podría terminar en unos 30 o 40 días.

Cuando termine la consultoría vendrá el recurso de la FIFA, que será administrado por la FEF para empezar con las reparaciones.

El dirigente calcula además que los arreglos podrían tardar “unos tres meses”.

“Con suerte, el estadio podría estar listo en diciembre”, sentenció.

Mientras tanto, el estadio Jocay no volverá a abrir sus puertas al Delfín y al Manta, equipos que tendrán que seguir haciendo de local en Portoviejo hasta el fin de la temporada.

Fuente: Diario La Marea – Manta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *