Los impuestos mineros rendirán $ 1.000 millones

El Estado cobrará el impuesto de las ganancias extraordinarias al sector minero, según la Ley Orgánica para Evitar la Especulación sobre el Valor de Tierras y Fijación de Tributos, cuando se cumplan tres requisitos: superar el precio base del mercado internacional del mineral, que hayan transcurrido 48 meses desde que se inició la producción y haber recuperado la inversión realizada por las empresas.

Así lo explicó el subsecretario de Contratación Minera del Ministerio del ramo, Henry Troya. La norma que entró en vigencia el 30 de diciembre de 2016 modifica el artículo 165 de la Ley Reformatoria para la Equidad Tributaria, el cual establecía el pago del impuesto por parte de las empresas mineras después de un mes de haber recuperado su inversión.

Cumplidas las tres condiciones mencionadas, el inversionista tendrá que pagar al Estado ecuatoriano el 70% de sus ganancias sobre el excedente de producción. El funcionario detalló que en actividades extractivas es muy diferente la gestión petrolera de la minera, porque es más largo el tiempo de recuperación de costos y capitales.

“Sostener una inversión de más de $ 1.000 millones es fuerte, se necesita una solidez financiera y ese aspecto fue la parte más dura de negociar con las empresas. Cuando llegaron para desarrollar la minería, entregaron regalías anticipadas como parte de la confianza en el país”, aseveró Troya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.