Lenín Moreno relanza programa que “fue abandonado”

La pertinaz lluvia no dispersó a los simpatizantes del presidente Lenín Moreno que lo acompañaron hasta la Plaza Imbabura para el relanzamiento del programa Las Manuelas.

“Hoy estamos aquí para decirle al país que la misión Manuela Espejo, que fue abandonada durante algunos años, hoy vuelve con más ímpetu, con más ganas de ayudar y acudir a los sitios más recónditos de la patria”, dijo Moreno.

En su discurso, Moreno se comprometió a reducir a cero el índice de desempleo de las personas con discapacidad. Dijo que cuando era vicepresidente logró brindar empleo pleno a la mayoría de personas que conforman este grupo de atención prioritaria: “No puede haber una sola persona con discapacidad que no tenga acceso al trabajo. En este periodo vamos a lograr que todos los ecuatorianos que sufren de una discapacidad tengan empleo digno”.

Irina Cabezas, secretaria técnica del plan Toda Una Vida, añadió que el modelo de atención a personas con discapacidad usado por Moreno, cuando era vicepresidente, se replicó en nueve países. Sin embargo, durante el último periodo presidencial, la inversión pública para brindar atención a este grupo se redujo y pasó de $ 300 millones a solo $ 50 millones.

Las brigadas ya han hecho 13 mil visitas e identificado a 2.037 personas que necesitan ayudas técnicas y otras 1.337, ayudas médicas. El objetivo es que las 328 Manuelas (brigadistas y voluntarias) encuentren y atiendan a las 420 mil personas con discapacidad del país.

Prensa Informa