La sequía afecta al ganado de Manabí

La falta de lluvias ha secado los pastizales en varios cantones de la provincia de Manabí y ha afectado directamente la alimentación del ganado.

Cerca de 200 reses han muerto y otras 2.000 están en peligro a causa de sed y falta de pasto en la provincia, según el presidente de la Federación de Ganaderos del Ecuador, Rubén Párraga.

El sector ganadero pide la declaratoria de emergencia para enfrentar la sequía.

Víctor Cedeño comenta que no puede suministrar el agua que sus 40 vacas necesitan, alrededor de 60 litros al día.

Cedeño manifiesta que esta situación hace que la ganadería no sea una actividad rentable pues los productores de leche y carne deben comprar forraje para alimentar a las reses.

l presidente de la Asociación de Ganaderos de Paján, Miguel Plaza, asegura que todo está totalmente seco, las vacas se mueren y están delgadas.

Raúl Mejía, coordinador regional del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), explica que el fenómeno de La Niña incide en la escasez de lluvias.

Mejía considera que a mediados de enero podrían llegar progresivamente las primeras precipitaciones.

Fuente: Ecuavisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *