La oposición resiste, mientras Nicolás Maduro avanza en Constituyente

La oposición venezolana boicoteó, con protestas en las principales ciudades del país, un debate que promueve el gobierno socialista de Nicolás Maduro para llevar adelante la Asamblea Nacional Constituyente.

Los opositores no acudieron a la convocatoria hecha por el chavista Elías Jaua, quien lidera la comisión presidencial de la Asamblea. “Es un truco para perpetuarse en el poder”, dijo Julio Borges, líder del Parlamento, de mayoría opositora.

“La única solución es que los venezolanos puedan votar libremente”, agregó el diputado durante una movilización que, nuevamente, fue bloqueada con gases lacrimógenos por las fuerzas de seguridad.

Durante las protestas de ayer manifestantes lanzaron envases llenos de heces en contra de los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional Bolivariana, reportó la prensa.

Los pocos representantes de partidos minoritarios de oposición que asistieron al palacio presidencial también rechazaron la iniciativa del Gobierno.

“Una Constituyente, convocada en el contexto actual, lejos de servir para construir la paz, podría hundirnos más en la violencia fratricida”, dijo Segundo Meléndez, dirigente del partido MAS, un adversario que no es parte de la MUD.

Desde Bogotá, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, rechazó que la Constituyente resuelva la crisis en Venezuela y llamó a convocar a elecciones. “No es la salida adecuada”, dijo.

En Venezuela están pendientes los comicios de gobernadores, que debieron realizarse en 2016, los de alcaldes de 2017 y los presidenciales de 2018.

“Hemos dicho claramente: primero es un calendario electoral, segundo es que se respete a la Asamblea Legislativa, que le devuelvan sus poderes, es decir, que se cumpla la Constitución; y dentro de ese espíritu, que se inicie un proceso para la liberación de los presos políticos”, apuntó Santos.

No obstante, el vicepresidente del partido oficialista, Diosdado Cabello, ratificó que el proceso constituyente seguirá.

Analistas como Luis Salamanca advierten sobre el riesgo de que la oposición le deje el camino despejado al Gobierno para cambiar la Constitución.

“La oposición debe evaluar su participación, las bases comiciales del proceso que no han salido. No hay que dejar el espacio libre, esta puede ser la última elección que haya en Venezuela”, dijo. Pero otros como Luis Vicente León opinan que “cualquier participación opositora solo validaría un proceso evidente de ruptura democrática en Venezuela”.

Mientras que anoche, el secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, criticó el envío de civiles para ser juzgados ante tribunales militares en Venezuela, país donde afirmó que “murió el estado de derecho”.

Agencias de Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.