La mayoría de los 54 muertos en el atentado contra la boda turca, son niños

Más de la mitad de los muertos en el atentado contra una boda kurda el pasado sábado son niños. Tras la autopsia e identificación de 44 víctimas se ha constatado que 29 de ellas son menores de edad. El ataque terrorista perpetrado en la ciudad de Gaziantep, en el sureste de Turquía, ha sido atribuido a un menor del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). El número de fallecidos ha ascendido a 54. Entre los 69 heridos que ingresaron en hospitales tras el atentado, cinco se encontraban graves y tres de ellos no han sobrevivido.

El análisis de las cámaras de seguridad han demostrado que antes de que el joven suicida se hiciera explotar, dos personas, que lo habían acompañado al lugar, se alejaron rápidamente tal y como habían relatado algunos testigos. El explosivo estaba rodeado de trozos de metal para causar un efecto más mortífero, al igual que en los atentados del Estado Islámico en Suruç y Ankara, perpetrados en julio y octubre del año pasado, respectivamente.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha señalado en un primer comunicado al Estado Islámico, como “probable autor” de la masacre y lo ha comparado con los recientes atentados del grupo armado kurdo PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), que ha llevado a cabo más de media docena de ataques contra diversos objetivos, y con el fallido golpe militar del pasado 15 de julio.

El presidente además ha manifestado que el autor del ataque suicida fue un menor de entre 12 y 14 años. Este atentado es el más mortífero en lo que va de año -el ataque en el aeropuerto de Estambul en junio dejó 45 víctimas mortales- y uno de los más letales en la historia de Turquía. Los novios, ambos supervivientes, son miembros del partido de la izquierda prokurda HDP, uno de los blancos de los atentados del Estado Islámico en Turquía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *