La imposición de la ceniza marca tiempo de reflexión

Antes de irse a trabajar, los esposos Ronald Coque y Tania Zúñiga prevén asistir hoy a la misa de 07:00 en la iglesia Rosa Mística, de Sauces 8, para recibir en la frente la imposición de ceniza, un ritual con el que los fieles católicos empiezan el periodo de la Cuaresma.

Según la Iglesia, ese es un tiempo de preparación antes de los cuarenta días de la Semana Santa, también llamada Semana Mayor, en la que se recuerda el sacrificio de la muerte y posterior resurrección de Jesús, el hijo de Dios.

“Es un periodo en el que hay que disponernos a tomar conciencia y arrepentirnos de los elementos con los que, a veces, hacemos daño a la comunidad”, refiere el párroco del santuario del Cristo del Consuelo, Ángel Villamizar.

El religioso menciona que en este tiempo de Cuaresma son importantes, según la tradición de la Iglesia, el ayuno, la limosna y el arrepentimiento.

El ayuno y la limosna, sostiene el clérigo, se refieren a la abstinencia y a compartir con los que menos tienen.

“¿Cuál es la plenitud mayor del ayuno? Sencillamente que usted tenga la capacidad de compartir lo que tiene. Eso nos lo enseñan mucho los que son humildes y sencillos”, refiere el sacerdote claretiano.

En cuanto al arrepentimiento está ligado a la reconciliación con Dios, y uno de los mecanismos para aquello es el sacramento de la confesión.

De ahí que, en muchas iglesias durante todo el periodo de Cuaresma los sacerdotes dan el servicio de la confesión a los feligreses que asisten a las misas o las diferentes actividades.

Coque y su esposa, quienes pertenecen al movimiento Equipos de Nuestra Señora, coinciden en que la imposición de la ceniza en la frente de los fieles simboliza la muerte al pecado y el inicio de un camino hacia el encuentro con Dios.

“La Cuaresma es un camino hacia el encuentro con Dios, hacia el encuentro con la plenitud de Dios encarnado en nuestro Señor Jesucristo. Entonces, si vamos a ese encuentro con Dios debemos prepararnos, expresa Coque, quien asistirá a misa de miércoles de ceniza por cuarto año consecutivo junto a su cónyuge.

Modesto Mero, integrante del movimiento Juan XXIII de la iglesia Jesús Obrero, sostiene que para él la Cuaresma representa el inicio del calvario de Cristo, y por eso es importante el ayuno, la abstinencia y mantenerse en oración.

“La ceniza en la frente significa que del polvo salimos y al polvo tenemos que regresar”, manifiesta el hombre acogiéndose a la frase que los sacerdotes exclaman mientras se realiza el ritual en las misas.

Hoy en el Cristo del Consuelo la imposición de ceniza se hará en las misas de 07:00, 09:00, 11:00, 16:00, 18:00 y 19:00. En la Catedral, a cada hora, de 08:00 a 13:00 y de 14:00 a 19:00.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *