Judicatura destituye a Alfonso Vidal Torres, de la Defensoría  

La decisión de las autoridades, adoptada el 12 de octubre, se basa en el informe motivado, emitido por la Dirección Provincial del CJ de Pichincha en el ámbito Disciplinario, que señala que el mencionado servidor habría incurrido en infracciones gravísimas, tipificadas y sancionadas por el artículo 109 del Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ) numeral 11 que establece: “…impondrá sanción de destitución, por: … 11. Solicitar o recibir préstamos en dinero u otros bienes, favores o servicios, que por sus características pongan en tela de juicio la imparcialidad del servidor de la Función Judicial en el servicio que le corresponde prestar…”.

Las investigaciones realizadas por el Consejo de la Judicatura prueban que el funcionario destituido solicitó la suma de 1.000 dólares a la persona a quien representaba en una causa penal de tránsito, ofreciéndole la revisión de la pena que cumplía.

Las acciones cometidas por el mencionado ex defensor público son hechos graves que afectan la administración de justicia, por tal motivo, el CJ, cumpliendo su mandato legal de control disciplinario, investigó este caso y luego del debido proceso, estableció las sanciones contempladas en la ley.

Gracias a esta competencia, el Consejo protege a la ciudadanía de actos irregulares en los que puedan estar involucrados funcionarios judiciales.

En este caso, el destituido Defensor Público recibía un salario digno, pagado por todos los ecuatorianos y aun así intentó engañar a un ciudadano para provecho propio. El Consejo de la Judicatura no permitirá este tipo de conductas en ningún operador de justicia.

Este tipo de investigaciones se realizan permanentemente. El CJ solicita una vez más a la ciudadanía denunciar cualquier acto de esta naturaleza.

Consejo de la Judicatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.