Iniciaron controles de circulación de dos hombres en una moto

 

Dos jóvenes trabajadores que llegaban de Nobol en una moto fueron los primeros sancionados la noche del viernes. El vehículo fue retenido.

Los primeros sancionados la noche del viernes fueron dos jóvenes que circulaban en una moto negra por la calle Machala, vistiendo la camiseta amarilla y chaqueta roja de su trabajo. Eran las 19:30 cuando un policía les ordenó detenerse en un retén instalado en las calles Machala y Alejo Lascano, centro de Guayaquil, para informarles que estaban infringiendo la ordenanza que acababa de entrar en vigencia, y que prohíbe la circulación de dos hombres en una moto entre las 19:00 y las 04:00 en toda la ciudad.

Ellos viajan todos los días a diferentes cantones para repartir mercadería y acababan de llegar desde Nobol. Al momento de su detención se dirigían al sur de la urbe para entregar la moto a su propietaria. “Sí sabíamos de la norma, pero siempre llegamos tarde a la ciudad y le dijimos a la dueña sobre la nueva ley, pero ella nos respondió que tranquilos, que no iba a pasar nada”, comentó uno de ellos mientras observaba cómo un vigilante de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) subía el vehículo liviano a una camioneta de la institución.

El hombre estaba preocupado por la multa que tendría que pagar la dueña de la moto. Pero se tranquilizó cuando le informaron que por el momento no se cobrará sanción pecuniaria. El propietario del automotor tiene que retirarlo en los patios de retención vehicular de la ATM presentando los documentos respectivos y pagando el servicio de guardianía, que son $ 3 diarios. De esta forma, Policía y ATM comenzaron en toda la ciudad los operativos de control para hacer respetar la norma que prohíbe que dos hombres vayan en una sola moto. Las autoridades hacían parar a todos los motociclistas, así fueran solos, para verificar que tuvieran los documentos en regla. Las revisiones fueron bien recibidas por algunos de los ciudadanos. Uno de ellos, Diego Maldonado, dijo que llegó desde Loja para participar en un evento motociclístico y que le parece una buena medida. “Hay muchos problemas con las motos pues hay personas que hacen mal uso de estos vehículos, que tanto nos sirven.

Si uno tiene sus documentos en regla y la moto está al día, no hay nada qué temer”. Lo contrario le ocurrió a Gonzalo, quien salía de su trabajo en una empresa de bebidas y circulaba con un compañero de labores. A los vigilantes de la ATM les decía que “yo vengo de la empresa, voy cansado a mi casa y me ocurre esto. Si estuviera haciendo algo malo está bien que me quiten la moto, pero estoy circulando hacia mi hogar”.

Sin embargo, pese a sus reclamos el vehículo fue retenido. Según el general Marcelo Tobar, jefe de la Zona 8 de la Policía, se desplegaron cerca de 240 uniformados en 17 puntos por toda la ciudad, para garantizar el cumplimiento de la norma. El oficial señaló que estos operativos “son una forma de que la ciudadanía entre al respeto a la norma, cumpliendo con todas las obligaciones que corresponde” y recordó que por el momento solo se produce la retención de la moto. Sus ocupantes no son detenidos.

La medida, que busca la reducción de delitos cometidos por motorizados, rige por un periodo de dos meses. Luego de este lapso se hará una evaluación de los resultados. El general Luis Lalama, comandante de la ATM., dijo que se asignaron aproximadamente 200 vigilantes para controlar el cumplimiento de la ordenanza. “Las motos detenidas son llevadas a los centros de retención vehicular que tenemos en el norte y en el sur. Ahí pueden recuperarlas”, explicó el oficial. “Queremos que los conductores colaboren con esta disposición, que es para garantizar la seguridad”.

Prensa Informa