HP Sprocket, del móvil al papel, pero ¿para qué?

El gigante de la impresión se apunta a la tecnología Zink, el sistema de impresión sin tinta, con una máquina del tamaño de un móvil.

HP se suma a Polaroid y a LG con su Sprocket, un equipo que imprime fotografías en tamaño 5 x 7,6 centímetros utilizando tecnología Zink. La gran ventaja de Zink es que no utiliza tinta, el sistema de impresión está en el propio papel que activa los colores en función de la aplicación de calor. Además, es más rápido que los sistemas de sublimación.

Así conseguimos una fotografía en color en apenas medio minuto.
La idea es que se imprima al menos una mínima parte de la enorme cantidad de fotografías que se toman. Porque, ¿dónde terminan las fotos que hacemos con el móvil?

La mayoría de las veces en el propio móvil hasta que cambiamos de terminal. Con mucha suerte, habremos pasado parte al ordenador y las habremos compartido en redes sociales y estarán en algún servicio de almacenamiento en nube. Pero imprimirlas… muy pocas, algunas, más bien casi ninguna.
Hipercompacta, ligera y sencillísima de utilizar, la HP Sprocket 100 es un capricho. O sea, para caprichosos. Si fuera más barata, incluso sería un regalo recomendable para estas fechas, pero cuesta más que una impresora multifunción con calidad fotográfica. Vale 150 euros y el recambio de papel 11,89 euros las 20 impresiones. 0,60 euros cada foto de 5 centímetros de alto por 7,6 de ancho, con una resolución de 313 x 400 puntos. Eso sí, el papel es autoadhesivo, así que la fotografía sirve también como pegatina para pegar en la pared, el frigorífico o un cuaderno de viaje.

En funcionamiento

La Sprocket lleva una batería interna de 500 miliamperios y tarda en cargarse completamente hora y media. Es compatible con Android y iOS (Apple) y se conecta por Bluetooth. El emparejamiento es el habitual y también puede realizarse mediante NFC (el sensor responde en la parte superior de la impresora). La impresión con la edición previa (recortar, añadir texto…) se gestiona desde la aplicación gratuita Sprocket. Desde que se lanza una impresión hasta que tienes la foto en la mano apenas transcurren 40 segundos.

Vía: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.