Granizada sorprende en Tulcán y derrumbes siguen afectando vías

“Después del fuerte aguacero cayó el granizo, se taponaron las alcantarillas, nos inundamos y el hielo llegó hasta un metro y medio de altura, en algunos barrios”. Mariana Huaca recuerda así la granizada que soportaron habitantes de Tulcán la tarde del viernes pasado.

Doce barrios resultaron más afectados con la caída del granizo e inundaciones, que activaron llamadas de emergencia al sistema ECU-911.

Motores de succión se usaron para evacuar el agua en los barrios de La Rinconada, ciudadela 19 de Noviembre, ciudadela 3 de Noviembre, Bellavista, Las Gradas, ciudadela Vivienda Popular, sector El Cuartel, terminal terrestre, entre otros.

El Municipio utilizó maquinaria pesada para remover el granizo de algunas vías y facilitar el tránsito vehicular.

Jorge Chamorro, un joven morador de Tulcán, comentó que una vez que dejó de caer el granizo aprovechó para elaborar muñecos de nieve con sus primos. “También nos reunimos para hacernos fotografías y compartirlas en redes sociales, para que nuestros familiares que viven en Europa observen que en Tulcán también tenemos nieve”, dijo.

El Cuerpo de Bomberos comunicó que la altura aproximada de agua y granizo en el sector de Las Tejerías fue de un metro y medio. No hubo daños materiales y las viviendas se encuentran habitables.

En cambio, en el barrio Bellavista, el techo de un taller que se dedica a la reparación de vehículos colapsó y 8 automóviles y un tráiler resultaron afectados. Personal bomberil colaboró retirando el material con equipo de extricación.

Estos daños en Tulcán se suman a los que deja el crudo invierno en otras provincias, donde se cuentan 15 muertos, 122 viviendas destruidas y 637 personas damnificadas, según el último reporte de la Secretaría de Gestión de Riesgos.

Las fuertes lluvias no cesan. Las precipitaciones y los vientos en el sector Chigüe, en la parroquia Chinca, provocaron la caída de un árbol, que afectó una vivienda. También en el barrio 21 de Noviembre, de la parroquia Tachina, una vivienda sufrió anegamiento por las lluvias.

Durante las últimas horas los derrumbes y deslizamientos en las vías de primero, segundo y tercer orden no han cesado en el país. Un tráiler se salvó ayer de quedar completamente sepultado por un alud registrado en el km 88 de la vía Cuenca-Molleturo. Esa vía ha reportado permanentes bloqueos por problemas de deslizamientos de tierra.

La noche del viernes pasado dos autos tuvieron que ser auxiliados en esa vía debido a deslaves. Los carros han tenido que tomar vías alternas por El Oro y Cañar.

Hasta ayer 17 carreteras de diez provincias se mantenían cerradas por deslizamientos y socavamientos originados por las lluvias, según la SGR.

También poblaciones han lidiado con el desbordamiento de ríos. El Nueva Santa Rosa, en Moraspungo, subió sus niveles y autoridades de Cotopaxi monitorean ese evento. En El Oro, el río Santa Rosa, en La Avanzada, se desbordó.

Ocurrió lo mismo con el río Chancán, en el sector del recinto Modelo, en el cantón Marcelino Maridueña (Guayas).

Otros dos ríos, El Piedras y Blanco, en El Oro y Esmeraldas, respectivamente, estaban con tendencia a incrementar sus caudales por las lluvias. Y en otros cuatro, que estaban en monitoreo, el caudal estaba por bajar.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.