Exministro Andrés Felipe Arias afrontaría una extradición exprés

El exministro de Agricultura del gobierno Álvaro Uribe, Andrés Felipe Arias, llegó el miércoles, hacia mediodía, a la Corte del Distrito Sur de Miami.

Esposado y escoltado por la alguaciles federales, Arias compareció ante la jueza Alicia Otazo Reyes, a quién se le informó que el colombiano había sido capturado en la mañana del miércoles, atendiendo una solicitud del Gobierno colombiano.

 La juez fue enterada de que sobre el exministro pesa una condena de 17 años de cárcel por corrupción, vinculada al uso indebido de fondos del programa estatal Agro Ingreso Seguro. Además, que Colombia tramitaba la respectiva solicitud de extradición. (Además: Andrés Felipe Arias continuará preso; el viernes le fijarían fianza)

De inmediato, sus abogados, Emmanuel Pérez y Hans Burgos, alegaron que su cliente tiene un estatus de protección temporal por estar gestionando asilo en calidad de perseguido político. Incluso, exhibieron un permiso de trabajo, que acaba de ser renovado, con el que el colombiano ha podido laborar en una empresa que ofrece sistemas de energía solar.

Sin embargo, los alguaciles que capturaron a Arias aclararon que su detención nada tiene que ver con su estatus migratorio y que se trata de una causa federal ajena a temas políticos y sustentada en peticiones oficiales del gobierno de Colombia.

La jueza Otazo, conocida por llevar casos de narcotraficantes –como Sandra Ávila, alias la Reina del Pacífico–, solicitó más información sobre el tema antes de definir si lo pone en libertad o si lo somete a una extradición exprés, sustentada en la información que ha enviado Colombia.

Por eso, citó a una nueva audiencia, este viernes a las 11 de la mañana. La nueva audiencia sería atendida por el juez John O. Sullivan, titular del caso, quien podría pedir un nuevo plazo mientras conoce los argumentos de la defensa.

La nueva audiencia

EL TIEMPO estableció que Colombia solicitó la detención con base en el fallo, de julio del 2104, en el que la Corte Suprema encontró culpable a Arias de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales y peculado por apropiación en favor de terceros, causando perjuicios al Estado por una suma que supera los 15 millones de dólares, cerca de 45.000 millones de pesos.

Arias se declaró inocente dentro de ese proceso y negó cualquier conducta irregular. Por eso, de entrada, su defensa en Estados Unidos pidió que se le otorgara libertad bajo fianza. (Vea la galería: Arias y otras personas cercanas a Uribe que están en líos judiciales)

Pero la jueza Otazo anunció que el tema de la fianza también se resolverá el viernes. Por ahora, el exministro pasó a una celda en el sur de la Florida en donde puede recibir visitas de su defensa.

Al final de la audiencia, a la que asistió su esposa, Catalina Serrano, los abogados del exministro insistieron en que se trata de un perseguido político y en que corre peligro si es extraditado.

En Colombia, el primer pronunciamiento sobre el tema provino del expresidente Álvaro Uribe, jefe político de Arias, quien se perfilaba como su sucesor.

En un trino, a las 7 de la mañana del miércoles, aseguró: “Por presión de Santos para que lo extraditen a Colombia Andrés Arias fue puesto preso en Estados Unidos”.

Horas después, la Cancillería de Colombia informó que tramitó la solicitud de extradición de Andrés Felipe Arias por solicitud directa de la Corte Suprema de Justicia. Pero fue clara en el hecho de que no intervino en ningún trámite para pedir que se le expidiera una circular roja ante la Interpol.

Investigación El Tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *