En Perú, largas filas en busca de agua

Las lluvias y riadas que azotan a Lima y el norte de Perú provocadas por El Niño Costero han cobrado al menos 72 vidas y miles de damnificados desde enero, mientras la población enfrenta cortes de agua.

“Lamentablemente hemos tenido 72 fallecidos” desde inicios de año, dijo el primer ministro, Fernando Zavala, en un nuevo balance de las víctimas. La cifra de 72.115 damnificados –que lo perdieron todo– y 567.551 afectados –daños menores– se mantiene por ahora.

Al día siguiente de las riadas que dejaron atrás los Andes y azotaron la capital peruana, cientos de personas buscaban rescatar lo que quedó de sus pertenencias mientras otro tanto hacía gigantescas filas a la espera de camiones cisterna con agua potable, que fue cortada debido a la turbiedad con que es captada de los ríos.

El presidente del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Lima, Rudecindo Vega, explicó que en algunos sectores la población aún se abastece por pozos, pero gran parte de la capital tiene el servicio racionado y se hace lo imposible por tratar el agua sucia para dejarla lista para consumo.

La televisión mostró cómo ciudadanos en la Plaza Mayor de Lima retiraban agua de las piletas. Camiones cisterna son aguardados por largas filas de limeños mortificados en sectores residenciales. Otro tanto abarrota supermercados y compra agua embotellada.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *