En Manabí también hay al menos 13 mil hectáreas de maíz con plagas

Juan Pincay ya ha perdido la cuenta de cuánto ha invertido en comprar químicos para fumigar junto con sus familiares las casi tres hectáreas de cultivos de maíz que ha sembrado en el recinto San Francisco, perteneciente a la comuna Sancán, cantón Jipijapa.

Para él, la plaga es el gusano en sus diversas formas como lo califican en zonas rurales de Manabí: cogollero, tierrero, vaquita y patero. Son reconocidos estos animales porque carcomen el maíz en pleno proceso de crecimiento.

“Ya le he puesto dos curadas (fumigaciones) y no muere ese gusano, hay que comprar del bolsillo de uno mismo porque aquí no tenemos ayuda del Magap, ni del Gobierno, nada de eso”, explica Pincay.

Anselmo Lino, dirigente de la comuna Sancán, indicó ayer que la plaga comienza a generar preocupación en una comunidad que no solo siembra maíz, sino que a través de sus famosas tortillas de este grano, con queso y chicharrón, hace de esta zona un lugar turístico-gastronómico.

El pasado miércoles, el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) declaró la emergencia del sector maicero para combatir el problema sanitario, que, según dirigentes de productores de maíz de Los Ríos, ha causado daños en al menos 100 mil hectáreas de maíz en el país.

Para Marcos Alay, concejal de Jipijapa, si el Gobierno no toma acciones urgentes, el sector maicero estaría a punto de una severa crisis en una zona que también afronta problemas de acceso a las zonas rurales.

El edil en Jipijapa dice que hay cerca de 15 mil hectáreas de maíz, y considera que solo el 10% no tendría afectaciones.

Este fenómeno también preocupa al alcalde de 24 de Mayo, Ramón Vicente Cedeño. En declaraciones emitidas ayer a Televisión Manabita dijo que en su localidad se empuja un proyecto de cultivo de 4.200 hectáreas de maíz con más de 4.000 agricultores.

Considera que el azote del gusano como el cogollero ocasiona daños en dos o tres días, por ello habla de que las acciones deben ser urgentes. “Una fumigación aérea podría ser la solución”; relata Cedeño.

El decreto de emergencia incluye solo a los cantones Santa Ana, Chone y Paján, en Manabí. Por ello, Xavier Valencia, coordinador zonal 4 del Magap, señala que se evalúa para precisar los efectos en Manabí.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.