El magnate y ‘antipolítico’ será el mandatario número 45 de EE. UU.

En una votación reñida, Estados Unidos eligió al magnate Donald Trumpcomo nuevo presidente de ese país. El excéntrico millonario, quien empezó como un competidor sin ningún futuro en la carrera electoral, logró uno de los cargos más poderosos del mundo aun cuando nunca ejerció un trabajo público.

Trump condujo una divisiva campaña en la que fue acusado de racismo y misoginia, y con una retórica incendiaria derrotó a la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, a quien los sondeos consideraban favorita. La conmoción política de su victoria provocó la caída de los mercados de todo el mundo.

El polémico empresario de 70 años, quien desde ahora es la persona con más edad en llegar a la Casa Blanca, tendrá la compañía de Mike Pence, como vicepresidente.
De acuerdo con el propio Trump, la propia Clinton se comunicó telefónicamente con él en la madrugada para reconocer el resultado de la elección. No obstante, la candidata demócrata anunció que ella no hablaría esta noche. Su jefe de campaña, John Podesta, dijo a electores en Nueva York que la elección aún estaba indefinida.

El magnate también una exestrella de televisión, supo interpretar los temores de una clase media blanca frustrada en un mundo de constante movimiento, con miles de migrantes, problemas con el terrorismo y mucha conectividad. Su imparable marcha hacia la Casa Blanca hizo estallar al Partido Republicano, cuyos representantes le dieron la espalda.

Antes de lanzar su campaña, el empresario era sobre todo conocido por su inmensa fortuna, por sus hoteles de lujo, sus campos de golf y sus casinos que llevan su nombre, así como por sus divorcios de revista y por ser el animador estrella del programa de telerrealidad “El Aprendiz”.

Sus llamados a “construir un muro” en la frontera con México y el discurso antinmigrante, sexista, impulsivo y corrosivo marcó su estilo de hacer campaña política.

Nació en Queens, Nueva York, en 1946. Se ha casado en tres ocasiones fruto de los cuales tiene cinco hijos. Los tres mayores trabajan en su organización.

Sus abuelos paternos eran alemanes y los maternos escoceses. Ninguno nació en Estados Unidos, lo cual plantea una contradicción con su posición. Su estilo ha hecho que gane millones de seguidores, pero también le ha generado muchos enemigos.

Trump ganó en Indiana y Kentucky, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Virginia del Este, Wyoming, Oklahoma, Montana, Luisiana Tennessee, Nebraska, Kansas, Utah, Idaho, Texas, Missouri, Arkansas, Mississippi, Alabama, Georgia, Carolina del Sur, Pensilvania y Carolina del Norte. También en Ohio, Iowa, Pensilvania Wisconsin y Florida, estados que cambiaron su votación con respecto de 2012.

Clinton obtuvo el triunfo en Vermont, Rhode Island, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York, Delaware, Illinois y Maryland. Connecticut, Nuevo México, Hawai, Washington, Nevada Oregón, California, Virginia, Colorado y Washington D.C. Por ahora, Trump toma la delantera con 276 de los 538 votos posibles contra 215 de Clinton.

eltiempo.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *