Egipto despide a los muertos y activa el estado de emergencia

Egipto despidió ayer a las víctimas mortales de los atentados terroristas que golpearon el domingo las catedrales de las ciudades de Tanta y Alejandría.

Las imágenes de duelo se repitieron ayer en el monasterio de Marmina, en Alejandría, durante el funeral de siete de los cristianos coptos que perdieron la vida ayer en esta ciudad, junto a otros diez fieles, cuando participaban en la celebración del Domingo de Ramos en la catedral de San Marcos.

En medio de intermitentes llantos y continuos suspiros, y con una ausencia total de responsables políticos, los familiares de las víctimas les dieron su último adiós.

Un día después de la tragedia, las tiendas en Tanta han vuelto a abrir sus puertas, entre ellas los comercios cristianos que cerraron con motivo del Domingo de Ramos, día festivo para los cristianos egipcios, que representan entre un 10 y un 12 % de la población.

En un comunicado, el grupo extremista amenazó a los cristianos y a los que denominó como musulmanes “apóstatas” y aseguró que “pagarán el precio de la factura con el derramamiento de sangre de sus hijos”.

Tras los dos atentados del domingo, el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ordenó al Ejército desplegarse y proteger las instalaciones vitales en todas las provincias. Además, el mandatario anunció el establecimiento del estado de emergencia por un periodo de tres meses para “proteger” el país.

El estado de emergencia solo estaba vigente en una zona limitada del norte de la península del Sinaí, donde el Ejército se enfrenta a la filial egipcia desde 2013.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *