EE.UU. Carolina del Norte declara el estado de emergencia tras la segunda noche de protestas violentas en Charlotte

Por segunda noche, las protestas por la muerte de un hombre negro a mano de la policía en Charlotte, Carolina del Norte, se han tornado violentas.

La policía lanzó gas lacrimógeno y los manifestantes arrojaron objetos e intentaron dañar vehículos. Al menos cuatro agentes resultaron heridos, según la cuenta de Twitter de la Policía de Charlotte-Mecklenburg.

El gobernador de Carolina del Norte Pat McCrory declaró el estado de emergencia en medio de la violencia, a petición del jefe de la policía Kerr Putney, dijo la oficina de McCrory.

Inicialmente las autoridades reportaron que una persona que recibió un disparo habría muerto, pero luego corrigieron diciendo que está en condición crítica.

La cuenta verificada de la ciudad de Charlotte en Twitter dice que el disparo no fue hecho por un policía, sino por otro civil.

Un agente de policía resultó herido, informó agregó.

Keith Lamont Scott, un padre de siete hijos, murió el martes a manos de la policía en el estacionamiento de un complejo de apartamentos mientras los agentes buscaban a otro hombre.

El caso desató protestas que se volvieron violentas en el centro de Charlotte.

Versiones encontradas

La familia dice que Scott, de raza negra, estaba desarmado y sentado en su auto leyendo un libro, esperando a que su hijo regresara a casa de la escuela.

Pero Kerr Putney, jefe de la policía de Charlotte-Mecklenburg dijo que Scott salió del auto con un arma, no con un libro. Él dijo que los oficiales no pudieron encontrar ningún libro en el lugar.

“Es tiempo de que la mayoría sin voz se ponga de pie y sea escuchada”, dijo el jefe de la policía, quien también es de raza negra.

“Es tiempo de cambiar la narrativa porque les puedo decir por los hechos que esta historia es un poco distinta a como ha sido contada hasta ahora, especialmente a través de redes sociales”.

Putney dijo que la evidencia y los testigos apoyan la acusación de los oficiales, sobre que Scott estaba armado.

Los oficiales le dijeron en repetidas ocasiones a Scott que dejara su arma, pero no lo hizo. El oficial Brentley Vinson, quien también es de raza negra, entonces le disparó.

cnn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *