Detenciones masivas en Turquía tras victoria de Erdogan en referendo

Las autoridades turcas detuvieron a más de mil personas en una nueva purga contra presuntos partidarios del predicador Fethullah Gülen, archienemigo del presidente Recep Tayyip Erdogan, quien hace diez días ganó un referendo que refuerza sus poderes.

Unas 1.009 personas sospechosas de pertenecer al movimiento de Gülen, acusado por el gobierno de haber tramado la intentona de golpe de Estado de julio pasado, fueron detenidas en todo el país, según el ministro de Interior, Süleyman Soylu.

Esta redada, de una magnitud sin precedentes en los últimos meses, se produce diez días después de la corta victoria del presidente Erdogan en un referendo constitucional sobre la ampliación de sus poderes, denunciado por sus adversarios como una nueva deriva autoritaria.

Con estas masivas detenciones, y los bombardeos llevados a cabo el martes contra combatientes kurdos en Siria e Irak, los dirigentes turcos parecen querer mostrar que serán intransigentes en su lucha contra el “terrorismo”, en el interior y exterior de sus fronteras.

Kurdos

Los combatientes kurdos de las Unidades de Protección del Pueblo llevan banderas con las que protestan en la ciudad de Qamishli (norte de Siria) por los ataques aéreos turcos a su cuartel.

Gülen, recluido en una granja del noreste de Estados Unidos, ha desmentido categóricamente cualquier implicación en la intentona frustrada de julio. Unos 8.500 policías participan en esta operación, que se produce tres semanas antes de un crucial viaje de Erdogan a Estados Unidos, donde la solicitud de extradición de Gülen estará entre los principales temas a tratar.

Detenidos

Se habla de una lista con 7.000 nombres de personas que podrían ser arrestados en las próximas horas.

El gobierno turco ha pedido varias veces a Estados Unidos la extradición del predicador, pero hasta ahora sus demandas no fueron satisfechas. Según Soylu, las detenciones de este miércoles son “una medida importante en el interés del Estado de la República de Turquía”, y tienen como objetivo “limpiar” las filas de la policía de elementos sospechosos de pertenecer al movimiento ‘gulenista’.

‘Lista de 7.000 nombres’

La prensa turca habla de miles de personas objeto de órdenes de detención en esta operación conjunta de la policía y los servicios de inteligencia. El diario Hürriyet alude a una “lista de 7.000 nombres”. Las autoridades turcas acusan a Gülen, otrora aliado de Erdogan, de liderar una “organización terrorista” que se infiltró en las instituciones para construir un “Estado paralelo”.

Muñeco

Esta foto de archivo tomada el 18 de julio de 2016 muestra a partidarios de Erdogan sosteniendo un muñeco del predicador estadounidense Fethullah Gulen colgado por un lazo en Estambul.

Pero el predicador afirma dirigir una red de escuelas, ONGs y empresas, bautizada “Hizmet” (“Servicio” en turco) con el objetivo de promover un islam progresista y esclarecido. Desde el fallido levantamiento de julio, más de 46.000 personas fueron encarceladas y más de 100.000 despedidas o suspendidas de sus funciones.

Estas medidas suscitaron una ola de indignación entre oenegés y países europeos, que denuncian una represión contra los círculos prokurdos y los medios de comunicación.

Protestas

Los partidos opositores pidieron anular los resultados del referendo, por considerar que se violaron varias normas. No lo lograron. Las marchas en contra la victoria de Erdogan no se han detenido.

Esta nueva purga se produce un día después del bombardeo de la aviación turca a posiciones kurdas en el noreste de Siria y en el noroeste de Irak, causando más de 30 muertos. Los bombardeos se llevaron a cabo contra las Unidades de protección del pueblo kurdo (YPG) en Siria y el Partido de los trabajadores del Kurdistan (PKK) y sus aliados en Irak.

Estados Unidos, que lidera la coalición internacional contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, expresó su “profunda preocupación” tras los bombardeos turcos. Pero Ankara afirmó este miércoles haber informado previamente de estos ataques a Washington y Moscú.

Suspenden a más de 9.100 policías

Así mismo, al final del miércoles, la policía de Turquía anunció la suspensión de más de 9.100 agentes por sus presuntos vínculos con el predicador islamista Fetullah Gülen, al que el Gobierno turco acusa de fomentar el fallido golpe de Estado del 15 de julio.

Los 9.103 agentes fueron suspendidos por motivos de seguridad nacional, precisó la policía en un comunicado publicado en su página web.
Fotos: Reuters, AFP. EFE

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *