Decisión de Corte de EE.UU. no anularía indemnizaciones

La Corte Suprema de Estados Unidos se negó ayer a tramitar la apelación presentada por el abogado Steven Donziger y dos ecuatorianos más respecto a presentar el caso de contaminación ambiental provocada por Chevron en la Amazonía, ante esta instancia.

La decisión de la Corte, tomada la mañana de ayer, fue interpretada por la transnacional como una victoria. Pero horas después, tanto la Procuraduría General del Estado como el abogado de los afectados, Pablo Fajardo, señalaron que este pronunciamiento no afecta ni el arbitraje entre Chevron y Ecuador ni el proceso de pago de indemnizaciones.

A través de un comunicado, la Procuraduría manifestó que la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de negar la petición de Steven Donziger y dos ciudadanos ecuatorianos, a presentar su caso ante esta instancia no surte efectos fuera de ese país, ni invalida la sentencia de una Corte local que obliga a la petrolera a indemnizar por el daño ocasionado.

“La negativa de la Corte Suprema no significa por sí misma una confirmación de las decisiones de las cortes inferiores, si no que la Corte ha concluido que el caso no amerita el uso de los limitados recursos de la Corte Suprema de EE.UU.”.

“La Corte Suprema de ese país solamente concede este tipo de solicitudes en un 2% de los casos que se presentan al año, por lo que no es raro que este sea uno de los casos rechazados”, dijo la Procuraduría.

Fajardo explicó que lo ocurrido en la Corte no es una sentencia, sino la no aceptación de una apelación de los abogados de los demandantes ecuatorianos, que la acción de Donziger es a título personal y que los actuales abogados nunca acudieron a esa instancia.

“No es ninguna derrota nuestra porque nunca apelamos y este pronunciamiento no afecta en absoluto las acciones de ejecución de sentencia que tenemos planteadas y avanzando en Canadá, Brasil y Argentina”, dijo Fajardo.

El abogado de los afectados agregó que en estos tres países se busca llegar a los activos de Chevron para el cobro de indemnizaciones fijada de $ 9.500 millones porque la transnacional no los tiene en Ecuador.

Chevron debe responder por la contaminación causada entre 1964 y 1992 por Texaco en la Amazonía. Chevron dice que un acuerdo de 1998 entre Texaco y Ecuador la exime de responsabilidades. Chevron adquirió Texaco en el 2001.

En agosto del 2016, la Corte de Apelaciones del Segundo Distrito del Estado de Nueva York rechazó la apelación presentada por el abogado Donziger y dos ciudadanos ecuatorianos en la acción judicial conocida en EE.UU. como “Acción RICO”, en la que el juez Lewis Kaplan había concluido (en marzo del 2014) que la decisión emitida por la Corte de Sucumbíos en el caso fue obtenida de forma fraudulenta.

Prensa Informa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.