Cuatro procesiones hubo en Santa Elena

“Quiero buscar más la palabra de Dios, tener mi espíritu, mi alma limpia, que mis padres vean un ser diferente en mí”, dijo un sentido Aldo Solano Rosales, joven que dijo que un profundo cargo de conciencia lo motivaba a cargar la pesada cruz durante la procesión.

Él fue ayudado luego por otro creyente participante de la peregrinación que salió a las 08:00 de ayer de la iglesia Nuestra Señora del Carmen hacia la Catedral Emperatriz de Santa Elena.

El recorrido tomó cerca de cinco horas en las que se representó a Jesús caminando hacia la crucifixión. El sentir de muchos católicos no era solo por arrepentimiento, sino también por mejores días para el país.

La caminata evidenció a fieles cargando crucifijos, rosarios y hasta mujeres de luto. Mientras unos caminaban hacia Santa Elena, los pobladores de barrios libertenses como 6 de Enero, Propicia, Cordillera del Cóndor, Las Minas y otros participaron de otra procesión, organizada por la iglesia del Buen Pastor.

Allí los participantes eran sólo jóvenes que recreaban el viacrucis.

En la comuna Valdivia en la Ruta del Spondylus, fieles participaron desde las 04:00 en otra caminata, en tanto que al mediodía, en Salinas, partió la procesión desde la iglesia San Judas Tadeo, en el barrio Pueblo Nuevo, hasta la iglesia matriz Nuestra Señora de la Merced.

A dicha caminata, que duró más de tres horas, se unieron cientos de fieles de sectores como Pueblo Nuevo, Coresa I y II, La Italiana, Salinas, Evaristo Montenegro y muchos otros ubicados en la zona urbana de la ciudad peninsular.

Vía: Priscila del Pezo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *