Corea del Norte se resiste a negociar

 
 Corea del Norte descartó negociaciones con Washington si continúan los ejercicios militares conjuntos entre EE.UU. y Corea del Sur, y aseguró que el programa nuclear de Pyongyang seguirá siendo un arma de disuasión contra la amenaza atómica que representa el país norteamericano.

En una entrevista, ayer el embajador norcoreano ante la ONU en Ginebra, Han Tae Song, restó valor a las nuevas sanciones que el gobierno de Donald Trump ha dicho estar preparando en contra del hermético país asiático, así como a la posibilidad de que Corea del Norte sea agregado a una lista de EE.UU. sobre supuestos patrocinadores del terrorismo.

En tanto, Corea del Sur y EE.UU. acordaron seguir trabajando por un final pacífico a la crisis con Corea del Norte, pero un enviado estadounidense sostuvo que era difícil evaluar las intenciones de Pyongyang.

Consultado sobre esas conversaciones bilaterales en Seúl, Han respondió: “Mientras haya una política hostil y continua en contra de mi país por parte de Estados Unidos y mientras haya continuos ejercicios militares en nuestras puertas, no habrá negociaciones”.

En tanto, un enviado chino de alta jerarquía arribó ayer a la capital norcoreana en un intento por mejorar las relaciones bilaterales, que se han vuelto tensas debido a las sanciones impuestas por Pekín y sus expresiones de apoyo a Trump.

Reuters y AP