Comisión de Coordinación y Seguimiento de la Cumbre Judicial Iberoamericana se reunió en Quito

Quito fue sede de la Primera Reunión de la Comisión de Coordinación y Seguimiento de la XVIII Cumbre Judicial Iberoamericana (CJI), que se realizó el 21 y 22 de julio.

En la cita, delegados judiciales de nueve países de la región (Chile, México, España, Uruguay, Paraguay, Ecuador, República Dominicana, Puerto Rico y Nicaragua), analizan la agenda temática que será abordada por la Asamblea Plenaria de ese organismo, que se desarrollará en la capital ecuatoriana, en abril de 2018.

El Presidente del Consejo de la Judicatura de Ecuador, Gustavo Jalkh, dio la bienvenida a los delegados internacionales y resaltó la importancia del encuentro. En ese contexto, recordó que el centro de debate de la próxima edición de la Cumbre será: “El fortalecimiento de la administración de justicia de Iberoamérica: Las innovaciones procesales en la justicia por audiencias y Las nuevas tecnologías y el desafío de la formación judicial”.

Señaló que ese eje “contempla en sí mismo tres temáticas específicas que ya fueron aprobadas por la Asamblea (de la CJI) en función de la trascendencia que tienen para el mejoramiento en la calidad de servicio a los ciudadanos de la región”.

Desde noviembre de 2015, Ecuador ejerce la Secretaría Pro Témpore de la XVIII CJI y por ello, ha sido el encargado de receptar los proyectos, que bajo la matriz central de debate, han presentado los países miembros del organismo.

Esos proyectos tienen relación con asuntos como la oralidad, la conducción de audiencias, las herramientas de gestión judicial, el perfil del juez iberoamericano, etc.

La Secretaría Pro Tempore hizo una primera sistematización de esas propuestas y presentó los resultados a la Comisión de Coordinación y Seguimiento, cuyos integrantes destacaron el trabajo realizado por Ecuador.

“Me parece que es un trabajo impecable que dará fruto inmediato y exitoso”, señaló Pedro Álvarez de Benito, jefe de Sección del Servicio de Relaciones Internacionales del Consejo General del Poder Judicial de España.

Él indicó que el objetivo de la CJI para los próximos dos años es promover la modernización y la oralidad en los procesos judiciales de la región, simplificando los trámites, facilitando el acceso a la justicia por parte de los ciudadanos y dotando a la administración de justicia de los medios tecnológicos necesarios.

En el mismo sentido se pronunció Ricardo Pérez Manrique, presidente de la Suprema Corte de Justicia de Uruguay, quien informó que en la reunión se aprobó que los proyectos planteados sean trabajados en tres grupos: Innovaciones procesales, Tecnología judicial y oralidad en el Proceso.

Esta decisión sin embargo, será sometida a consideración de la Primera Reunión Preparatoria de la Cumbre que se realizará en Panamá el próximo mes.

La Comisión de Coordinación y Seguimiento trabaja también en aspectos relacionados con la organización de las reuniones preparatorias y temas estatutarios de la CJI. En ese marco y por unanimidad, designó a Sigfrido Steidel (Puerto Rico) como su coordinador.

La CJI, integrada por 23 países, tiene como uno de sus principales objetivos el impulso de políticas y acciones que aseguren la tutela efectiva de los derechos ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *