Brote mortal en Brasil causa alerta sobre la fiebre amarilla

Este año las muertes confirmadas por fiebre amarilla en Brasil aumentaron a 101, a raíz de un brote de esta enfermedad surgido a principios de enero, que ya supera los 1.200 casos.

La región sureste del país es donde más muertos se han registrado por fiebre amarilla, lo que ha obligado a las autoridades sanitarias a activar las alertas y reforzar las campañas de vacunación ante la imposibilidad de controlar su propagación.

El brote en Brasil se suma a otros de menor escala reportados en Perú, Angola, República Democrática del Congo y Uganda durante el último año, los cuales llevaron a una alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el propio Ministerio colombiano.

Y aunque en Colombia este año no se han reportado casos, la cartera de salud nacional emitió esta semana una recomendación para que nacionales y extranjeros que se desplacen a zonas de riesgo se apliquen la vacuna, por lo menos con diez días de antelación a la fecha de viaje.

Diego Alejandro García, coordinador nacional del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), del Ministerio de Salud, explica que una sola dosis de la vacuna es suficiente para que la persona esté protegida durante toda la vida y acceder a ella es de manera gratuita en terminales terrestres y aéreas.

En Colombia, las zonas de riesgo determinadas por las autoridades son los departamentos de Amazonas, Caquetá, Casanare, Cesar, Guainía, Guaviare, Guajira, Meta, Putumayo, Vaupés y Vichada. Igualmente, los municipios de Santa Marta, Ciénaga y Aracataca (Magdalena); Convención, El Carmen, El Tarra, Teorama, Sardinata, Tibú, El Zulia, Hacarí y San Calixto (Norte de Santander); Río Sucio, Carmen del Darién, Juradó, Nuquí y Unguía (Chocó); y Dabeiba, Mutatá, Turbo y Yondó (Antioquia).

Asimismo, se consideran zonas de riesgo de contagio los parques naturales y zonas transitorias veredales de normalización, así como los países donde el virus es endémico.

Los expertos distinguen dos tipos de fiebre amarilla que se diferencian por el mosquito transmisor: la silvestre -transmitida por el “Haemagogus” y el “Sabethes”, que ataca principalmente a los monos- y la urbana, que transmite el “Aedes aegypti”, el vector del dengue, el zika y el chikunguña.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.