Basura que tapona ductos y marea alta, en debate por calles anegadas en Guayaquil

Son las 17:30 del sábado pasado y en frente de la mz. 0 de la ciudadela La Saiba hay un montículo de basura cerca de un ducto de alcantarillado: cáscaras de cocos, empaques de electrodomésticos, cintas plásticas industriales, fundas y otro tipo de desperdicios. En este sector, el horario de recolección es las 00:00, indican moradores.

Solo en este punto de la ciudad a veces los desechos permanecen por horas al aire libre, hasta que sean recogidos. Tiempo suficiente para que perros y recicladores rompan y abran las fundas, unos por hambre, y otros por hallar papel, plástico y otros objetos.

La mala disposición de la basura es uno de los argumentos que esgrime el alcalde Jaime Nebot para explicar el por qué las calles de Guayaquil se anegan en época lluviosa. Un aspecto que en varias ocasiones también han reiterado Interagua y Puerto Limpio.

En lo que va de la época lluviosa la ciudad ha sufrido al menos tres aguaceros generales que han anegado zonas. El viernes fue el último y trajo problemas por el agua en las calles.

Ese día, el alcalde Jaime Nebot se refirió al taponamiento de alcantarillas por la mala disposición de desechos. Dijo que hay personas que ni siquiera ponen las basura en fundas, y cuando la ponen vienen los chamberos y hurgan entre los desechos. “Yo entiendo que tienen el derecho a ganarse la vida, pero no a ganarse la vida a base de perjudicar a los demás”, dijo el alcalde.

El Municipio ha identificado 20 sectores “críticos” donde el problema de la mala disposición de desperdicios es recurrente, y por eso dispuso una recolección adicional para evitar que la basura se quede en la calle y provoque taponamientos de alcantarillas y sumideros.

“He ordenado, a costa de la ciudad, que es plata del pueblo, que no se debería gastar en eso, que se haga un segundo turno de limpieza para que eso se evite. Pero eso pasa por gente desaprensiva”, indicó Nebot.

Falta poco para que sean las 18:00, del sábado, y en Francisco Segura y av. del Ejército, en el sur, otro montículo de basura ya es parte del paisaje. Allí, los vecinos cuentan que Puerto Limpio pasa pasadas las 21:00. A las 18:10, en Sucre y García Moreno, en cambio, cáscaras de naranja y fundas, están regadas cerca del alcantarillado.

Basura acumulada

La vocera de Puerto Limpio, Karla Aguas, informó semanas atrás que la ciudadanía puede denunciar a las personas que saquen los desechos fuera de los horarios establecidos a la línea gratuita 1800-limpia. Aguas indicó que según una ordenanza municipal, la multa por esta infracción puede costar entre los 75 y 450 dólares.

Pasadas las 19:00, del sábado último, a lo largo de la av. Víctor Emilio Estrada, en Urdesa, hay fundas y sacos de basura junto a arbustos. En las canaletas que conducen a las alcantarillas también se ve botellas, hojas de árboles, envoltorios.

Urdesa es una de las zonas que se inunda con frecuencia cuando llueve y hay marea alta, por su cercanía al estero. Y ese, el de la marea alta, es otro argumento que se asocia a las inundaciones.

Pero es un asunto que usuarios debaten en las redes. César Avilés, en Instagram, consideró que el problema pasa por el alcantarillado. Kyra Ulloa, quien ha vivido en Holanda, dijo, en esa misma red social, que algo hace falta en el sistema. “No podemos solo depender de la marea alta”. Christian Zambrano estimó que otra sería la situación si la gente no bota la basura a la calle. (I)

450
Dólares es el monto más alto de la multa impuesta por el Municipio a quienes no cumplan con horario.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.