Ataque a bala dejó dos heridos en el suroeste de Guayaquil

Dos jóvenes resultaron heridos en una balacera, registrada en las calles Francisco Segura entre la Décima y la 11, en el suroeste de Guayaquil, lo que cerró una semana de violencia con saldo de cinco muertos a tiros, más un sexto que fue apuñalado.

Alrededor de las 19:30 del sábado, un partido de índor fue interrumpido por dos sujetos armados que dispararon, al principio, contra uno de los jugadores. Luego, contra los que se encontraban en la calle.

“Los sujetos empezaron a disparar y mi hermano corrió a la casa. Ellos lo siguieron, quisieron entrar, siguieron disparando. Gracias a Dios no había ningún niño en casa y mi esposa (embarazada de 8 meses) pudo esconderse con mi hermano”, narró ayer el hermano de una víctima, de 25 años, que recibió dos impactos, en una pierna y en el abdomen. El otro, de 17 años, fue herido en el talón.

Tanto él como los familiares desconocían el motivo de la agresión. Pensaron que tal vez se trataría de un error. La Policía en un parte señaló como antecedente que hace una semana uno de los jóvenes habría conocido a una chica en un local de diversión.

En el lugar se recogieron 23 indicios balísticos entre vainas y balas. Los orificios en la puerta y pared daban a la sala de la casa, donde los niños del hogar y del barrio se reúnen los fines de semana a jugar videojuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *