Asamblea reconoció al Proyecto Salesiano por su ayuda a los niños y niñas de la calle

Ahora algunos son profesionales, incluso empresarios y emprendedores. Antes eran niños y niñas de la calle. Su situación de vulnerabilidad hizo que vivieran en condiciones inhumanas, donde no había ninguna consideración. Esta realidad impulsó a la misión de padres salesianos a desarrollar el Proyecto Salesiano del Ecuador para sacarlos de esa situación. Hoy, 7 de diciembre de 2017, celebran sus 40 años de servicio.

Desde 1977 rescatan a niños, niñas y adolescentes de la calle para brindarles educación, formación, capacitación, reinserción familiar y acompañamiento. Ahora son alrededor de cinco mil chicos los que reciben esa ayuda en las ciudades de Guayaquil, San Lorenzo, Esmeraldas, Santo Domingo, Ambato, Quito y Cuenca.

Muchos de ellos, de diferentes provincias, arribaron hasta la Casa de Todos para conmemorar esta fecha y festejar con los padres de la misión, familiares y organizaciones que los apoyan el reconocimiento que otorgó la Asamblea Nacional, tanto al proyecto como al padre Javier Hernán Gómez, por su trayectoria y servicio.

El Parlamento resaltó la gestión de la fundación orientada hacia una prioritaria atención a los sectores más vulnerables. “No basta con amar. Es preciso que se den cuenta que son amados”, enfatizó Libia Rivas. La funcionaria felicitó a nombre de José Serrano Salgado, presidente de la Legislatura, a los homenajeados y les entregó una condecoración y un Acuerdo Legislativo.

La Secretaria General señaló que la Asamblea consideró que este proyecto ha sido un inspirador testimonio de vocación al servicio, al transmitir un mensaje de unidad, fraternidad e igualdad, como el legado educativo de San Juan Bosco. Además, subraya el singular esfuerzo y espíritu solidario que plasma el proyecto para la recuperación de los escenciales valores humanos.

Prensa Informa