Árboles se caen en medio de torrencial lluvia de ayer en Guayaquil

El norte de Guayaquil soportó ayer, por la tarde, una fuerte lluvia que provocó daños en fachadas de casas, negocios y vehículos en Sauces 6.

Vecinos de esta zona de la ciudad vivieron momentos de angustia pasadas las 16:30 cuando ventarrones mecían las copas de los ficus de más de 10 metros de altura. El aguacero estuvo acompañado de fuertes vientos, rayos y truenos.

José Idrovo conducía su auto en sentido norte-sur, sobre la calle Isidro Ayora, desde Samanes, cuando estaba por llegar a la zona de Sauces 8 y Sauces 6 vio un resplandor. “Sentí como una turbulencia, cayó un rayo y cayeron los árboles más grandes. Hasta se me apagó el carro, no me encendía. Veía cómo los árboles iban cayendo. Había una extraña energía. Parecía como si los árboles se chupaban”, describió Idrovo.

Tras el resplandor y el estruendo, los árboles más grandes cayeron, como si hubiese sido una reacción en cadena.

Se inició la noche y el sector estaba en penumbras. La caída de los árboles provocó el corte de la energía eléctrica. Las ramas de los ficus habían caído sobre las fachadas de casas, negocios y en al menos cuatro autos que se encontraban aparcados sobre el lado de Sauces 6.

Al sitio llegaron más de 60 bomberos y unas 10 unidades motorizadas. En el comando de incidentes que la institución bomberil instaló en este lugar, se informó que la emergencia no dejó heridos y que cayeron al menos cinco árboles.

Fuertes lluvia

En zonas de la av. Juan Tanca Marengo también se reportaron truenos y rayos, además de la fuerte lluvia.

En Urdesa, habitantes indicaron que había congestión vehicular debido a las calles inundadas por la lluvia.

En Mapasingue este también se anegaron las calles por la lluvia. En Twitter, el sistema integral ECU-911 publicó una fotografía en la que se veía acumulación de agua en calles que dan hacia el mercado local.

Esta central también reportó, con imágenes, que la calle José María Rodríguez, en la cdla. Alborada, estaba anegada por la lluvia de ayer.

La lluvia también alcanzó a zonas de Samborondón y Daule, donde se evidenció tráfico vehicular, ya que los conductores manejaban con mayor precaución, para evitar accidentes, como los viales.

A unos la lluvia los sorprendió mientras caminaban, ya que no llevaban paraguas, pues creían que sería un día soleado y sin precipitaciones.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.