Agua estancada y lodo complican el acceso de los turistas a Playas

Arreglando parte de sus cabañas, limpiando restos de basura en la arena y comprando con antelación aguas, bebidas y otros productos para sus comensales, mientras atienden a unos cuantos turistas que llegan al sector, se encontraban ayer varios trabajadores y propietarios de locales de comidas que están en la playa del cantón Playas, provincia del Guayas.

Ellos esperan y, en algunos casos, ruegan que no llueva este fin de semana, en el feriado de Semana Santa, para que los turistas puedan ingresar y llegar hasta la playa y no se regresen como ocurrió el fin de semana, donde calles y zonas de la playa se llenaron de agua y de lodo, impidiendo la circulación de los visitantes, dicen.

“Aquí el problema son las calles, mire cómo hay agua y lodo hasta en la playa. Eso nos perjudica a todos, porque los turistas se van a otras playas”, manifiesta un trabajador de una cabaña de comidas.

“Hemos hecho un esfuerzo (económico) para hacer nuevas cabañas, arreglar el techo de (las zonas) de las hamacas (afectadas también por las lluvias) para que los turistas vengan. Ojalá que no llueva, porque esto aquí se hizo (en la playa) como piscina”, dice Ana Borbón, del comedor Anita Karly.

A su cabaña llegaron no más de cinco carros con familias el fin de semana, mientras en otras ocasiones llegan más de 30, indica. La razón habría sido el agua y el lodo que se formó en calles y arena, por las lluvias.

En una zona de la playa se hizo un canal para que desfogue parte del agua lluvia que quedó estancada. Aquello se realizó con ayuda del Municipio de Playas. Días atrás, agregan, el Cabildo mandó a limpiar algunas calles, como la extensión de la av. Jambelí, la del malecón.

“Con estas calles así, con lodo y agua, salimos perdiendo, porque la gente no viene, se van a otros lados como Playa Varadero, donde se pueden parquear sin problemas”, sostiene otro vendedor del sector.

Quienes también se sienten perjudicados por las pozas y el lodo que hay en varias calles son los propietarios de hoteles, hostales y hosterías.

“Imagínese cómo van a llegar mis clientes hasta aquí, si por los dos lados de la calle hay agua empozada y lodo. Así ellos no llegan, ni en carro ni a pie. Y nosotros pagamos impuestos por los servicios”, dice el dueño de una hostería, que prefiere la reserva de su nombre para evitar posibles represalias.

Lodo y agua empozada se veían ayer en tramos de varios de los más de 20 ingresos o caminos que llevan al mar, en la ruta que va de Playas a Data.

En el km 9,5, por ejemplo, se divisa en la carretera un aviso del hotel Rey de los Mares. Por ahí hay un camino hacia el mar, donde existen otras hosterías, por el que no se puede transitar, pues el lodo y el agua impiden el paso, incluso, de carros altos. Por su trabajo, John Zambrano se ve obligado a pasar por el fango tres veces al día.

En el Municipio de Playas se dice que se aplican medidas paliativas para mitigar los efectos del invierno, puesto que suspendieron los trabajos de mejoramiento y reconformación de las bajadas a la playa por el temporal, pues las canteras de los ríos, de los que sacaban el material, están inundadas. (I)

Más detalles
Turismo

Se alistan para el feriado
Comerciantes y vendedores prevén recibir un 80% de los turistas que llegaron por el feriado de carnaval. Dicen que el Municipio les ayudó con la limpieza de la playa y que ellos han invertido en hacer nuevas cabañas de comida y arreglos en las zonas de descanso.

Sacos de basura
Desde hace más de 15 días están en la playa los sacos de basura y restos de palizada que recogieron comerciantes de las carpas. Esperan que la empresa encargada se los lleve antes del feriado.

Prensa Informa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *