15 policías en Cuenca fueron sobreseídos de proceso por presunto maltrato a internos

Un grupo de 15 policías fueron sobreseídos este jueves de manera definitiva del delito de extralimitación en la ejecución de un acto de servicio. El fallo fue del juzgado de lo penal a cargo de Alfredo Serrano, en Cuenca.

Los agentes eran procesados tras participar de un operativo al interior del Centro de Rehabilitación Social de Turi, en Cuenca el 31 de mayo del 2016. Ese día los internos fueron golpeados por los policías, lo que según la Fiscalía y la Defensoría Pública constituía una vulneración a los derechos humanos.

Organizaciones y defensores de los internos se mostraron inconformes con el fallo. La Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos, INREDH, publicó en su cuenta que Serrano aseguró que hay materialidad del delito, pero no se probó la responsabilidad.

Agregaron que Ana María Ordóñez, abogada de los PPL, dice que tras una máscara o cascos de la policía no se puede coadyuvar la impunidad.

La audiencia preparatoria de juicio se extendió por cerca de seis horas, tiempo en el que los abogados defensores de los 15 policías procesados justificaron el accionar.

En la primera parte de la audiencia los defensores pidieron la nulidad del proceso y la eliminación de medidas cautelares. Esgrimieron que la instrucción fiscal duró más tiempo del previsto, que el ingreso al CRS fue en calidad de servidores públicos y no como personas naturales y que el informe de reconstrucción de los hechos les llegó recién hace dos días.

En la segunda etapa de la audiencia, el fiscal Serrano emitió el dictamen acusatorio con base en testimonios de internos, agentes y videos tomados de las cámaras del pabellón.

Un elemento que presentó el abogado defensor de 12 policías, Óscar Zúñiga, para insistir en el sobreseimiento fue un informe pericial en el que, según dijo, se demostró que los videos estaban mutilados.

David Ayala, defensor público, comentó que el fallo vulnera el tema de los derechos humanos.

Apuntes

Migración En mayo del 2016 un grupo de policías ingresó al Centro de Rehabilitación Social para realizar un operativo. Luego se filtró un video en el que se observó que los internos fueron golpeados con toletes, desnudados y pisoteados boca abajo.

Prensa Informa